Banner
En busca de actividades no convencionales
Turismo Rural en Entre Ríos: historia, costumbres y mucho más

AGENCIA TUR NOTICIAS (3  DE MAYO 2011).- Por el Litoral del territorio argentino la provincia de Entre Ríos, más conocida por sus coloridos y entusiastas carnavales durante el verano, ofrece todo el año otras alternativas para quienes vienen de las grandes urbes y buscan no sólo tranquilidad, sino también actividades que nada tienen que ver con el quehacer cotidiano. 


Bajo un cielo asiduamente despejado y un clima templado es posible visitar las diversas localidades de Entre Ríos durante todo el año, donde está en pleno auge el denominado turismo rural o de estancias. Una opción para quienes buscan la tranquilidad de los campos litoraleños argentinos, donde podrán vivirse experiencias totalmente distintas, impregnadas por la idiosincrasia y las costumbres de los habitantes de la zona, dedicados a la crianza de animales y cosechas para elaborar los mejores productos regionales.

Las ofertas son muchas y varían de acuerdo a las preferencias del turista, pueden visitarse desde importantes e históricas estancias de lujo, hasta las más cálidas chacras o granjas donde también se ofrecen hospedajes para ponerse en contacto pleno con la naturaleza. Ente los beneficios que tiene esta provincia es que está muy cerca de Buenos Aires y se puede llegar por accesibles rutas. Una vez allí, los recorridos son relativamente cortos y eso permite armar un itinerario para conocer los diversos destinos, cada uno con características propias. La paciencia, la tranquilidad y la amabilidad son distintivos de esta tierra que ya comienza a colorearse y está rodeada por dos ampulosos ríos como el Paraná y el Uruguay.

Si bien la zona es más conocida a nivel internacional por sus coloridos carnavales durante el verano y hasta por sus aguas termales, Entre Ríos también tiene otros encantos que valen la pena conocer. La posibilidad de programar estadías prolongadas de esparcimiento y trabajos rurales, o una visita guiada para conocer los secretos de esta cultura miscelánea producto de la inmigración y las raíces aborígenes. Una propuesta a la que se pueden agregar otras actividades como la pesca deportiva, paseos en antiguos carruajes o safaris en vehículos 4x4.

Sabores y aromas
Algunos de los manjares autóctonos que serán posibles disfrutar durante esta estadía son los clásicos asados criollos o con cuero, platos a base de pescados frescos a lo largo de la costa del Paraná o el Uruguay, los tradicionales alfajores y dulces caseros, las tortas fritas o asadas en puestos callejeros de los pueblos, licor de yatay, escabeches, salames, fiambres, quesos y chacinados. También en los recorridos podrán encontrarse diversos senderos artesanales donde llevarse como recuerdo mates y bombillas, piezas en cuero, tejidos, adornos en palma de caranday y piedras semi preciosas, entre muchas otras cosas más.

Trabajar, aprender y disfrutar
Una de las Casas de Campo recomendadas para visitar es La Trinidad, un parque de cinco hectáreas totalmente forestado con especias nativas muy cerca de las ciudades de San José, Colón y Villa Elisa. Para aprender algunos de los trabajos rurales y tomar un verdadero descanso alejado del ruido y el estrés. Se ofrecen completos desayunos de campo, piscina, parrillas, canchas de vóley, fútbol, croquet y tenis. Además, alimentar gallinas y recolectar los huevos, o participar de la cosecha en la huerta orgánica, desde el riego, la siembra y el mantenimiento, así como también reconocer la flora y fauna autóctona.
Otra de las atractivas opciones es pasar por el Centro de Recuperación de Animales Silvestres, situado en Paraná, creado en 1997 con el objetivo de dar asilo a especias en peligro. Actualmente, son más de 700 los animales rescatados que son hoy protagonistas de la educación ambiental basada en la preservación. En Villaguay, se encontrará con los primeros criadores de llamas donde se hacen visitas guiadas y se los podrá cepillar, alimentar o esquilar. Luego comprar algún producto de hilados artesanales Kunu, sin ningún tratamiento químico o industrial.
Entre los dedicados el turismo ecológico está el Complejo La Aldea, en la ciudad de Colón, a orillas del río Uruguay donde se podrán practicar diversas actividades desde pesca, canotaje, cabalgatas, o un día de playa sobre arenas blancas. En Concepción del Uruguay también La Torcuatense, donde podrá ser parte de las costumbres y participar de los cultivos de soja, lino y trigo, el cuidado de los animales de granja, la elaboración de dulces y licores con frutos del lugar, quesos y chacinados. Al ritmo del folklore, compartir la ceremonia del mate en un fogón o visitar la aguada, donde se les da de comer a nutrias y carpinchos.
(continúa)

para acceder a la nota completa solicítela a tra ves de info@turnoticias.com.ar


 

 

Comentarios  

 
+1 #2 manolio 21-10-2013 17:50
me ayudo un monton gracias
 
 
+1 #1 matanza 21-10-2013 17:48
gracias,pero no me ayudo en nada,pero gracias
 

No tiene derechos para añadir comentarios