Banner
Corredor turístico a la vera del río Paraná
Ecoturismo y aventura en la costa santafesina
Paseos náuticos, pesca deportiva, días de playa, avistajes de fauna autóctona y safaris fotográficos son algunas de las opciones que presenta este circuito natural en pleno Litoral argentino. Una travesía por el margen este provincial, que atraviesa grandes urbes como Reconquista, Santa Fe Capital y Rosario.

 

Para los que desean ponerse en contacto con la naturaleza y disfrutar de unas vacaciones a pleno sol, la provincia argentina de Santa Fe invita a visitar su Corredor de la Costa. Un circuito que se extiende por alrededor de 700 kilómetros, desde la localidad de Reconquista hasta Rosario, siempre a orillas del Río Paraná y algunos de sus afluentes.

En este itinerario destinado a los amantes del ecoturismo, abundan las actividades al aire libre, los paseos guiados, avistajes de aves y safaris fotográficos. Pero, sin dudas, la vedette de esta propuesta la constituye la pesca deportiva que se practica con criterios sustentables.   

La travesía de aventura y esparcimiento es ideal para el verano, con la presencia de balnearios en todo el corredor, así como islas, lagunas y arroyos, que permiten el disfrute de jornadas de playa, la práctica de deportes náuticos y baños refrescantes, con paradores, campings y una completa infraestructura de servicios.

Protagonismo capitalino
Santa Fe de la Vera Cruz, ostenta no sólo el título de Capital sino también el de ser cuna de la Constitución Nacional. Una urbe ribereña con aires mediterráneos en la que se conserva un importante patrimonio histórico y cultural.

Conectada a otros destinos de la Argentina mediante autopistas y túneles subfluviales, se constituyó hace tiempo como la reina santafesina del Paraná. De clima tropical, ofrece al viajero balnearios costeros, excursiones de aventura, caza, pesca y deportes náuticos a 20 minutos de la urbe a través de la Ruta Nacional 168.

Uno de los atractivos de esta Capital -que dista casi 500 kilómetros de Buenos Aires-, son las Lagunas Setúbal, ubicadas en pleno valle aluvial del río Paraná; y, la Costanera de la ciudad, en la que se encuentran residenciales construcciones, restaurantes, clubes deportivos y paradores.

Para los que buscan propuestas naturales, son ideales la Estación Zoológica Experimental, un sitio con guías especializados que brindan conocimiento sobre la fauna autóctona; y, el Centro Observadores del Espacio. (continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios