Banner
En la provincia de Catamarca
La Ruta de Los Seismiles: un tesoro argentino
Ecología
19 volcanes de más de 6 mil metros de altura son los protagonistas de este recorrido. Los volcanes y salares fueron integrados a las deidades andinas, se consideraban lugares sagrados y de orígenes míticos. Esta condición los convertía en Santuarios de Altura.

link


La cordillera de Catamarca, al noroeste argentino, ofrece un recorrido de ensueño por casi 200 kilómetros que van desde el noroeste de la provincia hasta el Paso San Francisco, límite con Chile. Se trata de un camino sinuoso en constante ascenso, donde a cada paso podrán verse las más variadas escenografías, por sus colores y texturas cuasi desérticas. Además de encontrarse allí 19 volcanes de más de 6 mil metros de altura, se suman innumerables picos, lagunas de firmes colores rojizos y turquesas, aguas termales, una escasa vegetación y algunos extravagantes animales.

Hay diversas opciones para hacer este paseo por una de las zonas más importantes en altura del mundo. Ante la extensa y deslumbrante siempre Cordillera de los Andes, se extiende un sinuoso camino en ascenso por 197 kilómetros que conecta a Chile por la Ruta Nacional 60. Allí, reposan los 19 volcanes que crean uno de los escenarios más particulares y tentadores para ávidos de la naturaleza, la aventura y la fotografía.

El paisaje cuasi desértico ofrece una paleta de colores y texturas interminables que varían a medida que se avanza desde los casi 1500 metros de altura hasta los 4.700 que alcanza el hito fronterizo. En todo ese transcurso -que se puede hacer en un día- se visualizan algunos de los picos que pelean por ser los más altos del mundo y no tienen nada que envidiarle al Aconcagua, en la provincia de Mendoza, o el Himalaya. Es meca también de aficionados escaladores que encuentran cada tanto modestos refugios donde guarecerse y pasar ocasionales tormentas.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios