Banner
A la vera de la Cordillera de los Andes
Circuito de aventura por el noroeste de San Juan
La región argentina de Cuyo alberga entre sus tesoros más preciados el departamento sanjuanino de Iglesia, en el límite con Chile. Un paseo por poblados de costumbres criollas, que recorre emprendimientos agroturísticos, aguas termales y museos arqueológicos. El protagonista de la travesía andina es el Parque Nacional San Guillermo.



La provincia argentina de San Juan, reconocida mundialmente por el Valle de la Luna y las Rutas del Vino, propone en el noroeste del territorio un itinerario alternativo para disfrutar de los paisajes naturales que conforman valles, diques y picos cordilleranos. Un circuito verde en el que se ofrecen caminatas, paseos a caballo, la práctica de deportes náuticos, pesca, turismo religioso, histórico y rural.

Se trata del departamento de Iglesia, distante unos 170 kilómetros de San Juan Capital, un destino que en los últimos años se convirtió en uno de los preferidos del turismo. Con cálidas temperaturas los 365 días del año, el área está integrada por un conjunto de poblados que conservan los rastros de un pasado aborigen, y conjugan ranchos criollos con modernos barrios de hormigón.

Bajo protección
Dentro del departamento de Iglesia, una de las primeras paradas lleva al viajero hasta la localidad homónima, comunicada con el resto de la provincia de San Juan a través de la Ruta Nacional 149. Una urbe con infraestructura hotelera y gastronómica, en la que siguen vigentes antiguas técnicas de construcción y costumbres rurales. 

Ubicada sobre el arroyo que también lleva el nombre de Iglesia, la ciudad se caracteriza por el ancho de sus calles y el verde de la vegetación que emerge de los valles. Entre sus principales atractivos, aparece un viejo Molino de Agua declarado Monumento Histórico Provincial; y la Capilla, levantada con barro y paja.

El protagonista indiscutido de esta región cuyana es el Parque Nacional San Guillermo, una de las reservas naturales más importantes del mundo. Un refugio de especies en peligro de extinción, como guanacos y vicuñas, que comparten territorio junto a zorros colorados, pumas, ñandúes y el vuelo de algún cóndor. 

La ciudad Capital del departamento de Iglesia, es Rodeo, a 14 kilómetros de Pismanta sobre la RN 150. Una villa turística de agradable clima, sede cada año los primeros días de febrero de la Fiesta de la Semilla y la Manzana. Y protagonista de la Finca El Martillo, una industria agropecuaria que produce frutos secos, dulces artesanales y conservas. (continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios