Banner
Carnaval, descanso y tradición
El sur de Entre Ríos se viste de fiesta
A poco días del inicio de la temporada estival, esta provincia del Litoral argentino prepara trajes, plumas y comparsas. Desde Gualeguaychú, un recorrido por los poblados del interior, en los que se conjugan raíces inmigrantes y costumbres criollas. Degustación de platos caseros, actividades rurales y jornadas de playa.

 

Circundada por los ríos Paraná y Uruguay, la provincia de Entre Ríos, se constituye en plena región Litoral como uno de los destinos veraniegos más visitados por el turismo. A los complejos termales que sobresalen cada invierno, se suman de enero a marzo los carnavales y comparsas que llevaron a la ciudad de Gualeguaychú a ser reconocida como la Capital Nacional de este homenaje al legendario Rey Momo.

Alejado de las grandes urbes y a poco más de dos horas de la Ciudad de Buenos Aires, el sur entrerriano espera al turismo con propuestas de relax en las playas ribereñas, alojamiento en casas de familia, estancias rurales, pesca deportiva, circuitos culturales y recorridos históricos.

Portal de ingreso
Las tradiciones y las costumbres que mantienen vivas desde hace siglos los descendientes de inmigrantes conforman un gran atractivo para los viajeros que llegan hasta la zona sur de Entre Ríos, en el departamento de Gualeguaychú. La travesía comienza en la ciudad homónima, con varios sitios para recorrer:

El Solar de los Haedo, es una de las construcciones más antiguas de la ciudad.
La Azotea de la Palma, erigida en 1830, representa la silueta de una dama que murió por amor.
El Museo Arqueológico exhibe piezas de las culturas aborígenes charrúas, chanáes y guaraníes.
La Catedral San José alberga una piedra fundamental que fue colocada en 1863 por el entonces gobernador Justo José de Urquiza.
La Casa de Andrade, de la primera mitad del siglo XIX, es sede de actividades culturales y artísticas. 
El Teatro Gualeguaychú, está en actividad desde 1914 y fue sede de la ópera Aída de Verdi.
La Capilla de la Virgen del Rosario, es la primera que se levantó en el siglo XVII.

Y, el Instituto Magnasco -fundado por mujeres- alberga colecciones bibliográficas y museológicas. (continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios