Banner
Circuito vivencial entre Chaco y Formosa
Turismo rural por la Comarca del Bermejo
Pequeñas localidades del Litoral argentino, que tienen como límite común al río Bermejo, impulsan una propuesta cultural diferente para toda la familia. Con alojamiento en estancias, ofrecen paseos en piragua, domas, avistajes y degustación de platos regionales. La travesía incluye actividades con comunidades aborígenes de la región.

 

Las provincias argentinas de Chaco y Formosa proponen al turismo extranjero alejarse de las grandes urbes e internarse en las raíces de la cultura litoraleña. Separadas por las aguas del río Bermejo, un grupo de pequeñas comunidades que se erigieron hace más de un siglo, comparten una identidad propia que espera ser descubierta.

Bajo la denominación de Comarca del Bermejo, seis destinos chaqueños y otros cuatro formoseños, reciben al viajero con hospitalidad y cordialidad. La propuesta se basa en las costumbres y quehaceres de artesanos, productores agrícolas y ganaderos, así como comunidades tobas que habitan la región.

Ideal para compartir junto a los más pequeños, el circuito vivencial por Chaco y Formosa permite al viajero el ordeñe de vacas; extraer miel de una colmena; alimentar a los animales de corral; participar de las domas, yerras y festivales folclóricos; pasear en sulky; y, sorprender el paladar con las exquisiteces regionales, entre carnes asadas, locros y tortas fritas. 

Particular geografía
La Comarca del Bermejo se localiza en la región argentina de la llanura chaqueña húmeda. Dista unos 50 kilómetros de la ciudad Capital de Formosa, y para llegar hasta ella se toma la Ruta Nacional 11 y la Ruta Provincial 90. Se trata de una comunidad fitogeográfica que se sitúa al este del río Bermejo y alberga en su territorio un parque natural con bosques vírgenes, pastizales y palmares.

El área, que incluye localidades de Formosa como El Colorado, Colonia Mayor Villafañe y Misión Laishí; y, de Chaco, Presidencia Roca, General San Martín y Pampa del Indio, está conformada también por una planicie alternada con riachos, cañadas, lagunas y grandes esteros. Refugios naturales en los que habita una exótica flora y fauna que se descubre de la mano de baqueanos locales.

En función de proteger estos recursos naturales de la Comarca del Bermejo se desarrolla desde 2005 el Proyecto Integrado de Turismo Rural, implementado por una de las estaciones experimentales del Instituto de Tecnología Agropecuaria (INTA). Una iniciativa que fortalece la identidad cultural y el arraigo por las actividades del campo. (continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios