Banner
En las afueras de la Ciudad de Buenos Aires
Tigre, un escape permanente a la aventura
Erigida a orillas del río Luján, la ciudad y sus islas distan apenas 32 kilómetros del Obelisco porteño. De fácil acceso, se convirtió en los últimos años en uno de los destinos preferidos por el turismo local y extranjero. Museos, paseos en catamarán y un colorido Puerto de Frutos protagonizan la oferta.

 

Situada al noreste de la provincia de Buenos Aires, la ciudad de Tigre representa en el itinerario porteño de todo turista una de las vías de escape ineludibles para disfrutar de un día en plena naturaleza, a escasos minutos del cemento y los rascacielos. Un destino con historia, propuestas culturales y una vida nocturna que nada tiene que envidiarle a la “Reina del Plata”.

Para los que prefieren hospedarse varios días en esta urbe ribereña, también existen cabañas de alquiler en las distintas islas que componen el Delta del Paraná, lujosos hoteles boutiques a la vera del río o complejos de spa en los que se ofrecen tratamientos estéticos y renovadores de energías.

Clásicos e imperdibles
Los principales circuitos que existen en esta ciudad del norte bonaerense permitirán al recién llegado conocer el pasado y el presente de este portal de ingreso al Delta del Paraná.

El Paseo Lavalle-Victorica bordea el río Tigre y confirma al viajero por qué esta ciudad es reconocida internacionalmente como la “cuna del remo argentino”. Hay diversos clubes y se observa la práctica de este deporte, con la posibilidad de contratar excursiones o tomar clases. Abunda la oferta gastronómica y una de las paradas obligadas es el Monumento al Remero.

El Camino Real, comprende varias construcciones de relevancia histórica por ser el primitivo núcleo habitacional de Tigre. Transita por la Parroquia de la Inmaculada Concepción de 1770; la antigua Aduana; el Museo de la Prefectura; y la Casa Peró, entre otros.

El Puerto de Frutos es el más famoso de estos recorridos. Un centro comercial con artesanías y productos regionales hasta donde llegan botes cargados de maderas o se preparan para salir de excursión a las islas. Abierto todo los días de 10 a 18, y los fines de semana hasta las 19.

Naturaleza
Para los que prefieren opciones más agrestes y totalmente alejadas de la ciudad, Tigre ofrece en su Delta más de 200 km² de islas. Una opción que invita a desandar caminos selváticos, hacer circuitos en bicicleta o a caballo, y ponerse en contacto con los lugareños y su particular modo de vida. (continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios