Banner
Ejemplo de reconversión urbana
Puerto Madero, a la vanguardia de los barrios porteños
Estratégicamente posicionado junto al Río de la Plata, este exclusivo sector de la Ciudad de Buenos Aires alberga a metros del centro comercial y financiero una propuesta turística de alta gama. Sede de lujosos alojamientos y torres de cristal, combina espacios culturales, oasis verdes, salidas nocturnas y la mejor gastronomía.

 

Pensado en pleno auge del modelo argentino agroexportador, el barrio porteño de Puerto Madero se ubica hoy como una de las zonas más exclusivas de la Ciudad de Buenos Aires. Con aires modernos que resguardan las marcas del pasado, se constituye desde hace poco más de 10 años como el predilecto de las visitas extranjeras que buscan propuestas de alta gama.

Íntimamente ligado al centro porteño, ofrece al viajero conectarse con la naturaleza a escasos metros del cemento. En cercanías del Río de la Plata, propone un itinerario que conjuga a la perfección caminatas al aire libre, paseos culturales, entretenimientos a toda hora y confort de primera categoría.

Entre sus particularidades, Puerto Madero se destaca por ser el único de los 48 barrios porteños que rinde homenaje a las mujeres argentinas que se destacaron en la política, el arte o la medicina. Calles, bulevares y parques llevan sus nombres.

Planeamiento urbano
El barrio de Puerto Madero representa a nivel internacional un claro ejemplo de reconversión urbanística. Un espacio olvidado durante décadas que se convirtió en una de las áreas más modernas de la Ciudad, con  elegancia y sencillez.

Los orígenes se remontan hasta fines del siglo XIX cuando en pleno auge del modelo agroexportador surge la necesidad de crear un puerto que conectara a Buenos Aires con Europa. Fue entonces cuando se levantaron diques, dársenas y los (hoy reciclados) docks de ladrillo rojizo. El problema fue que rápidamente resultó insuficiente y el área quedó en desuso.

Recién en 1989 -con la Ley de Reforma del Estado- comenzó la renovación del viejo puerto, mediante la cual se urbanizaron 170 hectáreas y se puso en valor el área central de la Ciudad. Aparecieron así las nuevas edificaciones de cristal, paseos peatonales y grandes parques como Micaela Bastidas, Mujeres Argentinas y María Eva Duarte de Perón. (continúa)

 



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios