Banner
Paseos, compras y espectáculos por Buenos Aires
Ferias y mercados con sabor porteño
El verdadero encanto de hacer compras en Buenos Aires se encuentra en estos típicos espacios barriales. Con particularidades que los distinguen, algunos ofrecen antigüedades, otros albergan sabores únicos y la mayoría son fieles exponentes de la cultura local. Entre las ventajas, poseen precios accesibles y calidad en los productos.



Los fines de semana la “Reina del Plata” se viste con otros colores. La veintena de parques y plazas de los diversos barrios porteños exhiben desde temprano y durante todo el día, ferias artesanales imperdibles para todo recién llegado. Son espacios que constituyen un paseo en sí mismo y permiten al viajero con ganas de compras adquirir objetos que no encontrará en locales comerciales de las calles céntricas.

Cada una de estas ferias y mercados tienen identidad propia. Las opciones son varias. De acuerdo a las preferencias y necesidades del viajero, hay algunas con antigüedades, otras con artesanías en cuero, plata o madera, y también especializadas, por ejemplo, en libros, monedas y revistas usadas. 

Algunos de estos sitios incluyen espectáculos de tango, muestras de arte, shows de artistas callejeros, clásicas domas y jineteadas, espacios gastronómicos y bares para el típico cafecito porteño. En general, las visitas asocian al barrio con esta actividad, mezcla de comercial y entretenimiento. En tanto, existen ferias que se crearon bajo la modalidad de ambulantes y se las encuentra todos los días en un lugar distinto.

Las más populares
En la variedad de ferias y mercados que se desarrollan en Buenos Aires, ciudad capital argentina, se destacan algunas por ser las más visitadas al convocar cada fin de semana más de 5 mil personas. En esta descripción, aparece la Feria de Mataderos (Av. de los Corrales y Lisandro de La Torre), abierta sábados, domingos y feriados de 11 a 20. Un espacio en el que se exhiben las tradiciones populares argentinas.

En los 300 puestos de este típico mercado porteño, se ofrecen mates, instrumentos musicales, ponchos, mantas y objetos en cuero. Además, se organizan festivales artísticos de folclore y tango, destrezas gauchescas, muestras, charlas y disertaciones. Para el paladar del visitante, se preparan empanadas de carne y locros.

En el límite de Palermo y Colegiales, está el Mercado de Pulgas, situado provisionalmente sobre Conde a metros de la Avenida Dorrego. Con sus puertas abiertas desde 1988, sorprende al visitante con seis pasillos que exhiben desde costosas piezas antiguas hasta modernos objetos usados. Además, en el mismo lugar se ofrece el servicio de restauración de muebles. (continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios