Banner
El Nuevo director del Ente Turismo Patagonia
Sebastián Caldart: Neuquén apuesta al enoturismo de alta gama PDF Imprimir Correo electrónico
Bodegas y operadores turísticos de Neuquén se capacitan en turismo del vino. Las bodegas de la provincia patagónica cuentan con la tecnología más avanzada que hay en el país. El turismo del vino se complementa con el gastronómico para conformar un producto de alta gama.

 

Neuquén y Río Negro fueron pioneras en el año 2004, junto a Mendoza y San Juan, en incorporarse al plan de enoturismo organizado por Bodegas Argentinas y el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo. Desde entonces el trabajo ha sido arduo y los resultados de las capacitaciones y apoyo a la gestión vitivinícola fueron presentados entre el 23 y 24 de noviembre en Mendoza, en el marco del 1er Congreso de Turismo del Vino.

Al respecto, Sebastián Caldart, presidente de Neuquén Tur, la empresa de promoción turística de la provincia patagónica, dijo a Tur Noticias que están trabajando mucho con la Dirección Nacional de Gestión de Calidad Turística del Ministerio de Turismo de la Nación, “no solamente en el programa de directrices de bodegas, sino en otros programas que ellos tienen dentro de todo el sistema de calidad”. Agrega que desde hace dos semanas los técnicos del Ministerio de Turismo comenzaron la etapa de sensibilización hacia las bodegas de Neuquén y Río Negro.

-¿Por qué se trabaja con las dos provincias?
-Porque compartimos el Alto Valle y  trabajamos juntas. Neuquén y Río Negro son las provincias de la Patagonia que tienen más tiempo en la ruta del vino, y que tienen más bodegas. Complementamos con Río Negro porque ellos son la tradición y nosotros la modernidad.

- ¿Cuál es el resultado de la participación de Neuquén en el plan de enoturismo del BID?
- Nosotros tenemos una historia diferente a la del resto de las provincias. Tenemos una historia vitivinícola mucho más reciente, incluso que la de Río Negro. Tuvimos un crecimiento exponencial desde el año 98  hasta la fecha, en una región muy particular como es la zona de San Patricio de Chañar, con más de dos mil hectáreas de viñas que se han plantado en un lapso muy corto, y bodegas con la tecnología más avanzada que hay en el país.

-¿Se ha potenciado el turismo del vino?
-Neuquén está recibiendo entre 40 y 50 mil ingresantes a las bodegas. La ciudad de Neuquén recibe 160 mil turistas y entre esos turistas de paso que van a la cordillera, los excursionistas, gente que vive en el Alto Valle, entre 600 y 700 mil habitantes en un radio de una hora y media de viaje, y los propios turistas que vienen a la zona del Alto Valle, conforman un público muy interesante para estas bodegas. Ahora la apuesta es trabajar más codo a codo con Río Negro, generando más sinergia para ofrecer una oferta más fuerte y que nos permita complementarnos para poder diferenciarnos de otras provincias y así mostrarle al turista una alternativa diferente.

-¿De qué manera se inserta el producto vino en la oferta de Neuquén?
- Dentro del turismo de confluencia, el enoturismo es un producto más que le estamos agregando. Es un producto nicho que estamos uniendo con gastronomía, como un producto de alta gama. Tenemos muchas esperanzas porque si manejamos un número interesante de visitantes con respecto a otras provincias,  sabemos que hay un potencial enorme. Hoy ya están viniendo cerca de un millón cien mil personas a la Argentina y muchas buscando bodegas, entonces nosotros tenemos un potencial de crecimiento muy importante. Dentro de la escala que nosotros manejamos estamos muy conformes peros seguimos trabajando para aumentarla.

-¿Cuál es la apuesta de Neuquén en materia de turismo del vino?
-Primero que la gente que está en el Alto Valle siga conociendo sus bodegas, hay un trabajo interno para lograr que los operadores turísticos ofrezcan productos innovadores; después tenemos un público muy importante en el turismo corporativo del Alto Valle, que viene por la producción de frutal, la producción  petrolera y gasifica o a hacer trámites a Neuquén, tratamos de que esa persona se quede un día más y visite las bodegas. Y un tercer mercado es la cantidad de vehículos que pasan por la ruta hacia la cordillera todos los años. Lógicamente que después iremos a buscar al turista que venga exclusivamente a ver bodegas, pero si nosotros logramos esto podemos consolidar el producto.


Turismo en toda la provincia
Según Sebastián Caldart, los principales productos turísticos de Neuquén se desarrollan en:
60% del turismo se da en Villa Pehuenia y Villa La Angostura, el turismo patagónico en la zona de los parques nacionales.
De un 25 a 35% se da en la zona de confluencia, la capital de Neuquén, básicamente por el turismo corporativo y turismo asociado a los negocios y de reuniones.
Del 10 a 15% restante, en el resto de la provincia.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios