Banner
Representante de la música y la cultura argentina
León Gieco: el recorrido de una voz que nunca calla

 

La extensa obra de este cantautor argentino, que permanece en constante búsqueda, hace transitar al viajero por una ruta temática que va de Ushuaia a La Quiaca. Un circuito que refleja los diversos géneros musicales explorados por este referente de la cultura latinoamericana que trascendió toda frontera.


Entre el folclore y el rock, la carrera musical de León Gieco propone a los amantes de las expresiones culturales un itinerario por diversos escenarios de la Argentina. Bajo el nombre de Raúl Alberto Antonio Gieco, nació el 20 de noviembre de 1951, en una chacra cercana a la ciudad de Cañada Cosquín, en el centro de la provincia de Santa Fe. Allí, compró su primera guitarra y debutó en los actos escolares.

Defensor de los derechos humanos y la lucha de los pueblos originarios, fue reconocido en los inicios como el “Bob Dylan argentino”. Un intérprete y cantante en permanente solidaridad con los sectores marginados. Si bien no están contabilizadas las presentaciones que hizo a lo largo del país, gran parte de ellas fueron con fines desinteresados en canchas de fútbol, el Monumento a la Bandera, de Rosario, o la mítica Plaza de Mayo en Buenos Aires.

“Donde están los presidentes”
La connotación social y política en las letras de las canciones es un símbolo que acompaña a Gieco a lo largo de toda su obra. Con apenas 18 años y luego de haber ganado con una banda de rock un concurso para tocar en un canal de TV santafesino, el cantante decidió probar mejor suerte en la “Reina del Plata”.

En tierra porteña conoció artistas que estuvieron presentes en muchos de sus discos como Litto Nebbia y Gustavo Santaolalla, famoso productor musical que rápidamente le generó oportunidades para sumarse a espectáculos de otros grupos ya consagrados.

Tal como Gieco relata en Ídolo de los quemados, fue su padre quien le aconsejó ir “directamente donde están los presidentes”. Sería entonces una “pensión mugrienta”, de Moreno y Defensa, su primer refugio en el barrio de San Telmo, Ciudad de Buenos Aires.

“Tocó con todos”
Una de las características más sobresalientes de la carrera de Gieco, es haber tocado junto a grandes figuras de distintos géneros musicales. Durante la última presentación de U2 en la ciudad de La Plata (capital bonaerense) subió al escenario para cantar “Sólo le pido a Dios”, una letra que rinde homenaje a los caídos y ex combatientes de la Guerra de Malvinas.(continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios