Banner
Montañas, urbes y ambientes coloniales
Argentina, protagonista de la pantalla grande

 

El país se destaca en el mundo entero por su variada oferta de locaciones. Buenos Aires, Mendoza y la Patagonia atraen la mirada de directores como Francis Ford Coppola y Alan Parker. En noviembre, habrá una nueva edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.


Las condiciones climáticas y la diversidad de escenarios, convirtieron a la Argentina en uno de los destinos más buscados para el rodaje de comerciales y largometrajes. Una de las principales ventajas son los bajos costos, aunque cada vez son más los profesionales capacitados para las grandes producciones. Como factor adicional, se filma 12 meses al año y la temporada es opuesta a los Estados Unidos y Europa.

Ciudades, campos y paisajes argentinos fueron protagonistas de la pantalla grande desde comienzos del siglo XX. Basta recordar la película Evita -interpretada por la cantante Madonna-, con una famosa escena en la Casa Rosada; una Buenos Aires que sirvió de telón para Highlander II; y, la cordillera mendocina, donde se filmó Siete Años en el Tíbet. También Jujuy fue locación de La deuda interna; y, en Sierras Bayas, se recreó Malvinas para Los chicos de la guerra.

Más de 14 mil estudiantes siguen la carrera de cine en Argentina, y ello genera también una ventaja diferencial en cuanto a calidad de filmación. Este factor, junto a la facilidad estética de parecerse a cualquiera de los cinco continentes, coloca a la Argentina a la altura de las mejores plazas del mundo.

Favorita
La preferida de los realizadores nacionales y extranjeros es Buenos Aires, por su arquitectura tanto urbana como rural, y sus escenarios en tierra y mar. Las pulperías y los antiguos almacenes son los más buscados para películas de otra época. Estos espacios fueron elegidos para Don Segundo Sombra de Manuel Antín y Juan Moreira de Leonardo Favio.

El poblado de Uribelarrea, intacto desde fines del siglo XIX, fue locación de Evita de Alan Parker, Felicitas de Alexis Puig, Nueces para el amor de Alberto Lecchi y Dos amigos y un ladrón de Jaime Lozano, entre muchas otras. Chascomús, con su cementerio presbiteriano y castillos, apareció en las proyecciones de El santo de la Espada de Leopoldo Torre Nilsson, Mujer Conejo de Verónica Chen y Camila de María Luisa Bemberg.

Villa Lía, al noroeste bonaerense, es una pequeña ciudad fundada en 1803. Elegida por el británico Christopher Hampton, fue escenario de rodaje para Imagining Argentina, con la participación de Antonio Banderas. Una película ambientada en la última dictadura militar, que luego de filmar en este poblado trasladó su equipo a la Capital Federal.(continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios