Banner
Imponentes paisajes en Tucumán
Verano natural en Tafí del Valle
Un valle verde en el corazón de Tucumán invita a disfrutar de un verano inolvidable. Este destino del norte argentino, de rasgos aborígenes, conjuga desde las alturas imponentes paisajes y un valioso patrimonio cultural. Imperdible las visitas a sus  estancias rurales para probar exquisitos quesos, cabalgatas y aventuras, así como visitas a llamativos museos y reservas arqueológicas.

link


Tafí del Valle, uno de los destinos más importantes de Tucumán, al norte de la  Argentina; ya celebra su temporada de verano 2014, luego de que las autoridades inauguraron la llegada de las vacaciones con folclor y alegría. Esta pequeña villa veraniega se erige en pleno corazón de la provincia rodeada por los altos picos del Aconquija. Con numerosos ríos, arroyos y un imponente lago, se constituye uno de los destinos norteños más visitados por el turista extranjero.

Con  un agradable clima templado los 365 días del año, Tafí ofrece al visitante imperdibles panorámicas que se disfrutan desde los 2mil metros de altura. Entre sus principales riquezas, conserva las huellas de un pasado que se mantiene intacto, como fiel retrato de las culturas que allí habitaron. En un rápido recorrido se pueden ver a simple vista, construcciones en adobe y paja, enormes pircas de piedra, y para los que gustan de las artesanías, laboriosas piezas en cerámica. Entre los circuitos más destacados está la Vuelta al Valle por un estrecho camino de cornisa que pasa por localidades como La Banda, El Churqui, La Ovejería y El Mollar, entre otros.

Los platos típicos de Tafí del Valle tienen sus raíces en la tradición del Norte argentino, con una acentuada influencia de costumbres indígenas y españolas. Además de los imperdibles quesos, se puede degustar el locro, los tamales, la humita, la chanfaina, el charqui, el puchero criollo, el estofado con pelones, los huevos quimbos, la cuajada y los bizcochos criollos.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios