Banner
Variadas alternativas por todo el país
Los más exquisitos platos de la gastronomía argentina
Una de las principales características de la Argentina es el buen comer y beber. Por lo general, el turista busca degustar las mejores carnes rojas en cada una de sus variantes. La cocina argentina ofrece además postres en base al clásico dulce de leche, pescados de distintas zonas y especialidades norteñas.

 

En Argentina, las carnes rojas son una exquisitez de muy alta calidad, difícil de encontrar en otras zonas. Quien haya probado un bife de chorizo, un asado con cuero o un jugoso costillar sabrá que el territorio se caracteriza por las mejores parrilladas. En todas las provincias se encontrarán asadores que, con sus particularidades, ofrecen uno de estos platos para el gusto de los visitantes.

En algunas de las provincias norteñas otras serán las opciones de gastronomía tradicional como el locro jujeño, la humita salteña o las empanadas tucumanas. Y si de la Patagonia se trata, una irresistible trucha o especialidades en ciervo y jabalí marcan la diferencia. Las zonas costeras poseen los mejores mariscos y también, más cercano a las sierras, los fiambres y embutidos invitan a una “picada” antes del plato principal. En los postres, casi nunca faltará el argento dulce de leche o los helados naturales a base de frutas cosechadas en la zona.

El pescado puede encontrarse en sus diversas variantes en las zonas costeras, algunas de ellas muy refinadas y sabrosas. Entre algunos de los más exquisitos se encuentra la merluza, el lenguado, la corvina, el pejerrey y las truchas marrón o arco iris. En las cercanías del río Paraná, por Corrientes o Entre Ríos, también los dorados, el surubí y el clásico pacú, que se alimenta de las frutas que caen desde la orilla. En el caso de los mariscos de altamar, hay calamares, langostinos, mejillones, y la sabrosa centolla de los mares del sur.

La gastronomía variada y exquisita es acompañada por los vinos de la región cuyana, o de otras vitivinícolas de la extensa geografía del país.  

Tradición y raíces
Algunos de los platos representan las costumbres de los antiguos pobladores, otros provienen de las épocas coloniales e incluso aborigen. Si bien en la capital porteña se encuentran restaurantes especializados, mayormente es posible apreciar los más ricos platos en el interior del país frente al entorno natural.

Los más típicos son las empanadas, de carne cortada a cuchillo, de pollo o humita, también el locro hecho a base de maíz blanco con chorizo de cerdo y el clásico curanto originario de los mapuches. Este se prepara haciendo un pozo en la tierra donde se cuecen a las brasas diversas carnes y verduras, cubiertas con hojas de nalca, bajo una capa de tierra.(continúa)



Para acceder a la nota completa solicítela a través de info@turnoticias.com.ar

 

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios