Banner
Comienza la temporada del pique
Destinos patagónicos para los amantes de la pesca
Entre noviembre y abril, el Sur argentino propone embarcarse para capturar diversas piezas de truchas y salmones. La región ofrece alternativas tanto para principiantes como aficionados desde Nequén a Tierra del Fuego. El pique se aguarda entre glaciares y bosques.

 

La pesca continental es, por excelencia, una de las actividades más buscadas en plena Patagonia Argentina, una de las regiones vírgenes más vastas del planeta. Diversas agencias especializadas ofrecen sumergirse allí varios días en plena naturaleza y disfrutar la flora y la fauna que albergan estos escenarios. Las empresas tienen equipos disponibles para alquilar y brindan asesoramiento al viajero.

La navegación se hace en ríos, cuyos cauces crecen en esta época por el deshielo, y lagos de origen glaciario, a la vera de la Cordillera de los Andes. Las áreas de acampe alejadas de las urbes son las más elegidas por los pescadores, aunque en toda la región existe también una completa infraestructura hotelera y gastronómica.

Las piezas más buscadas son las truchas arco iris, marrones y fontinalis, así como los coloridos salmones. Los mismos guías indican al viajero las áreas de mejor pique, porque las mismas pueden variar de acuerdo a los meses del año. Y en algunos lugares se encuentran también percas y pejerreyes patagónicos.

Las modalidades de pesca más habituales son mosca, spinning o trolling. En la mayoría de los destinos, desde Neuquén hasta Tierra del Fuego, se incentiva la devolución de las presas y es obligatorio tener el correspondiente permiso para desarrollar la actividad.

Algunos requisitos
El éxito para descubrir lo que hay debajo del agua, requiere abrir todos los sentidos y mantener la calma en el mayor silencio posible. Cada provincia posee características disímiles en esta ruta del pescador, entre valles, glaciares y montañas. La zona en la que se desee probar suerte, requiere del uso de un equipo acorde al tipo de especies que allí habitan, así como la carnada habilitada.

De acuerdo a los reglamentos establecidos, los señuelos deben ser artificiales y tener un solo anzuelo. En las áreas de devolución obligatoria, sólo se permite anzuelo simple y sin rebaba. Están totalmente prohibidos los que contienen pilas o baterías, por su acción contaminante. El objetivo que se persigue es el respeto por la vida marina y la búsqueda de un entorno sustentable.

Al pie del volcán
Dentro del Parque Nacional Lanín y en cercanías de San Martín de los Andes (provincia de Neuquén) se encuentran destacadas áreas de navegación. El lago Huechulafquen y sus alrededores se convirtió con los años en la meca para la pesca con mosca, como así también el río Chimehuin, elogiado en los ámbitos internacionales.(continúa)



 

Para acceder a la nota completa solicítela a través de info@turnoticias.com.ar

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios