Banner
Directora de Turismo de la ciudad patagónica
Rosa Aravales: Puerto Deseado es destino para turistas exigentes PDF Imprimir Correo electrónico
Destino natural por excelencia, Puerto Deseado recibe al turista extranjero que busca contacto con la avifauna patagónica. Rosa Aravales, Directora de Turismo, apuesta por el trabajo  mancomunado, doce años de experiencia en el área le permiten apuntalar su gestión hacia un turismo más social.


La ciudad de Puerto Deseado, ubicada al noreste de la provincia de Santa Cruz, en el corazón de la Patagonia Argentina, es uno de los destinos más buscados por el turista que decide unas vacaciones en contacto con la naturaleza.
Ubicada al sur del golfo San Jorge, Puerto Deseado forma parte del Corredor Turístico Ruta Azul, que se extiende desde Camarones, en Chubut, y une los parques marinos costeros adyacentes a la Ruta Nacional 3 hasta la ciudad de Río Gallegos, en Santa Cruz. 
Según Rosa Aravales, directora de turismo de la ciudad, con la puesta en marcha de la Ruta Azul, la costa de Puerto Deseado se muestra favorecida, puesto que se une la Ruta Nacional 3 con la Ruta 40 justo en el kilómetro 0 de Cabo Vírgenes, formando un circuito muy atractivo para el visitante que busca la conexión con la naturaleza austral.
Trabajar en función a un nicho establecido es el lema de Aravales, quien, con doce años de trabajo en la Dirección de Turismo, se estrena este año como Directora del organismo. “Por la experiencia que me han dado los años en esta oficina, creo que hay que apuntalar a cosas muy puntuales para poder ofrecer un buen servicio. Y que ese buen servicio sea reconocido”, dice.

Capacitación turística
La capacitación del recurso humano para el turismo es una de las principales acciones en la gestión de Aravales. Desde Puerto Deseado trabajan en sintonía con la Secretaría de Turismo de la Nación. “Profesionales vienen a dictar cursos, sin costos. Hemos terminado hace unas semanas, el curso de  guías idóneos de la provincia de Santa Cruz, tenemos seis personas que han rendido”, agrega.
El objetivo es que la región contemple guías especializados, por eso, en lo que va del año, han desarrollado una gran cantidad de capacitaciones y acompañamiento a otras instancias. El eje más fuerte, según Aravales, es la capacitación en pesca deportiva y otros deportes náuticos.
“Le estamos dando hincapié para incorporar nuevos servicios y bridar otro tipo de servicio que el turista busca. La idea es que empecemos por casa y estemos preparados para cuando el turista ingrese, sobre todo el extranjero que esperamos por ser un destino de naturaleza, es un turista muy selectivo”.

De la mano con la comunidad
Constituida alrededor del puerto pesquero, con poco más de 10 mil habitantes, Puerto Deseado es una localidad con una topografía de extravagantes características, con el único río sudamericano cuyo cause fuera ocupado por el mar creando un lugar único e irrepetible en América. A partir de octubre, miles de visitantes llegan para disfrutar de los imperdibles avistajes de fauna, tal como lo hiciera Charles Darwin hace ya más de un siglo.
Es así que, la Dirección de Turismo mantiene un contacto permanente con los agentes de viajes de estudios, entidades, escuelas primarias, secundarias y universitarias para promover también el turismo social.
“En cuanto a la parte de gestión turística para la tercera  edad –explica Rosa Aravales- trabajamos con el centro de jubilados. Apoyamos el programa Turista por un día de Comodoro (Chubut), recepcionamos a los visitantes en el lugar y ofrecemos el servicio de guías y acompañamiento”.
De esta manera se conjuga la política turística local con la de la provincia de Santa Cruz, y otras provincias cercanas, entes que avalan y apoyan las diferentes propuestas.

El principal producto turístico
El avistaje del pingüino de penacho amarillo es uno de los productos turísticos más buscados en Puerto Deseado, ya que, según explica Aravales, sólo existen tres lugares para acercarse al curioso animal: Islas Malvinas, Isla de los Estados y la Reserva Provincial Isla Pingüino, a la que se accede sólo por agua desde el puerto de la ciudad.
Además del penacho amarillo, también hay una diversidad de avifauna importante, especialmente en Isla Chata, que se convierte en un pequeño apostadero de lobos, elefantes marinos y aves de mar abierto. Se trata de un lugar virgen donde se cuida que la actividad turística no cause impacto negativo. “Tenemos cuatro prestadores de servicios turísticos que tienen la labor de cuidar el recurso”, agregó.


Puerto Deseado
Es una zona única en América del Sur destacada por poseer un accidente geológico que derivó en imponentes  acantilados y rocas talladas por la fuerza del agua y el viento.
En la ciudad costera se puede realzar turismo aventura y deportes extremos, caminatas, excursiones, pesca y recreación.
En las islas ubicadas al frente de Puerto Deseado se encuentra la más grande colonia del llamativo pingüino de penacho amarillo que existe en la costa patagónica.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios