Banner
Un mundo verde para descubrir y saborear
Ruta de la Yerba Mate en pleno Litoral argentino

 

La cultura matera constituye en el noroeste argentino  un atractivo itinerario temático, entre las provincias de Corrientes y Misiones. Un circuito alternativo que incluye los procesos de cosecha, la elaboración de platos típicos, museos y hospedajes en antiguos cascos de estancias.


La región de las tierras coloradas, con sus abundantes cursos de agua y una tupida selva subtropical, atrae al turista por las imponentes Cataratas del Iguazú, las míticas Ruinas Jesuíticas y los Esteros del Iberá. En tanto, el corazón del Litoral -desde el norte de Corrientes y abarcando el total de la pequeña provincia de Misiones- propone descubrir un innovadora travesía cultural, gastronómica y productiva que tiene como protagonista al típico mate argentino.

Al igual que el asado, el tango y el dulce de leche, este emblema de la amistad que acompaña horas de estudio, trabajo y extensas charlas familiares, representa a la Argentina en el mundo. Y para conocer cada uno de sus secretos, desde la semilla que da origen a las enormes plantaciones hasta el último envasado, es posible visitar un conjunto de establecimientos industriales y artesanales, que muestran los trabajosos procesos que dan vida a esta “infusión nacional”.

Declarada de interés cultural, la Ruta de la Yerba Mate incluye no sólo el ritual de tomar mate, sino también degustar los más variados platos que con este producto verde se pueden elaborar. Desde helados, tortas y salsas que acompañan a los alimentos típicos de la región, como el pescado o la mandioca, hasta tentadoras variantes de verano como suele ser el mate cocido frío o el tereré, que en lugar de llevar agua caliente se prepara generalmente con jugos cítricos.

La bebida nacional
El camino que recorre unos mil kilómetros en total y constituye seis circuitos diferentes entre ambas provincias, ofrece una mirada mútiple sobre la yerba mate y una abanico de posibilidades: visitas guiadas, caminatas, paseos naúticos y actividades de trecking en plena selva.

En esta ruta el turista encontrará a los productores yerbateros que muestran sus plantaciones y conocimientos sobre cosecha, y a las agroindustrias que abren sus puertas para mostrar las formas de trabajo artesanal, orgánico e industrial.

Además, en los restaurantes, bares y confiterías existe un menú especial para degustar alguno de los 200 productos que se pueden elaborar a base de yerba mate; negocios temáticos, museos y galerías de arte; empresas de viajes y turismo especializadas: y alojamientos tales como antiguas estancias, eco-lodges, cabañas y hoteles de primera categoría.(continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

 

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios