Banner
Al sur de Buenos Aires
Mar de las Pampas: la Slow City argentina
Bajo el lema de “ciudad sin prisa”, Mar de las Pampas es uno de los tesoros más preciados de la Costa Atlántica, a sólo cuatro horas de Buenos Aires.  Destacada por exclusivos spa y un sofisticado circuito gourmet, también es destino para la aventura y los deportes de playa.

link


Un paraíso de amplias y despobladas playas, entre enormes pinos, acacias y eucaliptus, espera por os visitantes a menos de cuatro horas de la ciudad de Buenos Aires. Se trata de Mar de las Pampas, una ciudad en la que, a diferencia del resto que componen la Costa Atlántica, el turista encontrará el entorno natural necesario para desconectarse de todas las preocupaciones. Recomendado para un merecido break de primavera, para renovar energías en pintorescos complejos de cabañas que se mimetizan con el mágico bosque.

Como estandarte de la tendencia Slow City, en esta pequeña y novata urbe costera es obligatorio bajar la velocidad de los motores y disfrutar así del silencio, apenas alterado por el sonido de los pájaros o el romper de las olas en el mar. Un remanso natural donde es prioridad la protección del medio ambiente. Con sólo por un centenar de familias residentes, ofrece completos alojamientos en estilo rústico y una amplia cartelera gastronómica para degustar platos de mar, recetas de comida internacional y los mejores dulces regionales.

Mar de las Pampas, enclavada sobre la ribera del mar Argentino, se ubica a unos ocho kilómetros de la citadina Villa Gesell. Con un clima templado y de escasas lluvias, ofrece al viajero entretenidas actividades como paseos a caballo o en sulky, salidas en bicicleta, excursiones en 4x4 y serpenteantes senderos para trecking. Las dunas son el sitio elegido de los más aventureros, donde también se puede practicar sandboard. Ya en el mar, diferentes deportes náuticos como windsurf, esquí acuático y wakeboard.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios