Banner
Al norte de Buenos Aires
Tigre: la isla donde se despidió Lugones
Historias de amor y sombras familiares rodean la muerte del escritor argentino Leopoldo Lugones, un polémico pensador que del anarquismo pasó a la extrema derecha y, un viernes 18 de febrero de 1938, se quitó la vida con cianuro en una hostería del Delta del Tigre. Desde entonces muchas fueron las razones que se buscaron, pero sólo las paredes de aquella habitación guardan el verdadero secreto.

link


Según el relato de los entonces dueños del recreo “El Tropezón”, ubicado en el cruce del río Paraná de las Palmas con el Canal La Serna, una hombre elegante y misterioso bajó de una lancha pasado el mediodía, tomó una habitación sin identificarse y luego de dar un paseo por el parque, pidió una ginebra, una jarra con agua y que lo despertaran para la cena. Desde aquel momento, no volvió a ser visto hasta que uno de los empleados lo encontró esa misma noche ya sin vida, envuelto en sábanas, entre la cama y la pared.

Si bien la hostería funcionó durante décadas desde 1929, la habitación donde se alojó Lugones siempre se mantuvo intacta. El sitio se encuentra a una hora y media yendo en lancha desde la Estación Fluvial de Tigre, al norte de la provincia de Buenos Aires. Y, aunque está cerrado actualmente, se convirtió en un punto histórico de Buenos Aires hasta donde llegan curiosos y seguidores del autor de obras como “La guerra gaucha”. En el lugar, también se levantó un monolito de granito que recuerda a este ensayista cuya fecha de nacimiento (13 de julio de 1874) fue elegida posteriormente para celebrar en el país el Día del Escritor.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios