Banner
Postales Argentinas
Mar de Epecuén: El resurgir de un pueblo sumergido
Casa derruidas, pisos agrietados y numerosas paredes descascaradas, dan testimonio de lo que fue en la provincia de Buenos Aires el centro termal Mar de Epecuén. Una exitosa villa turística habitada por 1.500 personas quienes, de un día para otro, debieron abandonar sus casas y pertenencias tras una devastadora inundación que dejó literalmente al pueblo entero sumergido.




Castigada por el salitre de años, sólo quedan las ruinas de una ciudad fantasma que comenzó a resurgir tras haber permanecido 10 metros bajo el agua. Las consecuencias de una obra de ingeniería pensada para regular el caudal de todas las lagunas de la región, que al dejar de ser controlada durante la última dictadura militar, rebalsó el terraplén de tierra y piedras construido para proteger el pueblo.

Las aguas habían comenzado a crecer cinco años atrás, pero nadie pensaba en una tragedia posible. Hasta que la sudestada del 10 de noviembre de 1985 precipitó el desastre y los pobladores resignados debieron iniciar la dolorosa mudanza. La mayoría de ellos lo hicieron a la turística Carhué, desde donde hoy parten las  excursiones para visitar esta extrañeza de la Argentina.

 

No tiene derechos para añadir comentarios