Banner
Mágico poblado cordobés con raíces de refugio aborigen
Recorrido por Nono, en pleno corazón de Traslasierra
AGENCIA TUR NOTICIAS (14 DE SEPTIEMBRE 2011).- Mágico poblado al oeste de la provincia de Córdoba, Nono sorprende al viajero con soleados balnearios y desafiantes cerros. Recomendado para disfrutar en familia, estas tierras de comechingones son hoy protagonistas de innumerables leyendas. Es un estandarte del pasado que invita a vivenciar una típica fiesta del 1900, visitar un polifacético museo y una centenaria licorería artesanal.




El Camino de las Altas Cumbres cordobesas es una de las rutas obligadas para todo turista que decide visitar esta región, situada en el mismo centro de la Argentina. Un entretenido circuito que desemboca en un verde valle, con propiedades climáticas muy benéficas, donde se posaron, hace ya unos cuantos años, una veintena de pintorescos poblados. Cada uno con sus características particulares, ofrecen al visitante una amplia variedad de actividades para desenchufarse de la rutina.

Rodeados de bellas montañas y apacibles brazos de agua, los campos cordobeses permiten disfrutar de la temprana primavera y cálidos días de playa en un sinfín de balnearios públicos y privados. Nono es uno de los más antiguos, ubicado al pie de los cerros que le dieron su nombre, donde una misteriosa leyenda aborigen asegura que éste fue uno de los refugios de la tribu Comechingón, la misma que lideró feroces batallas ante la llegada de los enviados españoles. Las raíces de esa historia constituyen la idiosincrasia de este pequeño poblado con calles aún de tierra, una típica iglesia del siglo XVIII y la plaza central donde se concentra la cultura.

Septiembre de fiesta
Durante el mes de septiembre, se desarrolla uno de los principales atractivos de la zona cuando la ciudad decide vestirse de época y recrear antiguas festividades de principios del siglo pasado.
Bajo el lema “Nono en el 1900”, durante la Fiesta Regional del Turismo en Traslasierra, los habitantes acompañan con especiales trajes, se realiza un desfile de viejos carruajes, se erigen en pleno centro distintos puestos con comidas regionales típicas y pueden verse entretenidos espectáculos de baile, canto y destrezas gauchas.
Para sumar, un Encuentro de Manitas Creativas, donde los artesanos transmiten sus saberes a los niños.

Con la historia a cuestas
Nono significa, en lengua quechua, “senos de mujer”. Distante unos 120 kilómetros de Córdoba, ciudad Capital, representa un típico poblado cargado de historia por haber sido el último asentamiento indígena de Traslasierra. En sus inmediaciones fueron hallados vestigios de los comechingones. Fue escenario de fuertes enfrentamientos por la posesión de las tierras y registra en la zona el paso de diferentes grupos jesuitas.(continúa)


 

Para acceder a la nota completa solicítela a través de info@turnoticias.com.ar

 

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios