Banner
Una propuesta “Slow City” en la Argentina
Bosques y dunas invitan a disfrutar Mar de las Pampas
AGENCIA TUR NOTICIAS (14 DE SEPTIEMBRE 2011).- Bajo el lema de “ciudad sin prisa”, es uno de los tesoros más preciados de la Costa Atlántica. Con deliberadas calles de arena, invita a conectarse con la naturaleza en extensas caminatas a la orilla del mar o apacibles cabalgatas hasta el Faro Querandí. Destacada por exclusivos spa, ofrece un sofisticado circuito gourmet.

 

A menos de cuatro horas de la Ciudad de Buenos Aires, un paraíso de amplias y despobladas playas, entre enormes pinos, acacias y eucaliptus, representa el destino ideal para una romántica escapada de fin de semana. Se trata de Mar de las Pampas, donde a diferencia del resto de las urbes que componen la Costa Atlántica, encontrará el entorno natural necesario para desconectarse de todas las preocupaciones, y hasta del celular. Recomendado para un merecido break de primavera, donde renovar energías en pintorescos complejos de cabañas que se mimetizan con el mágico bosque.

Como estandarte de la propuesta Slow City, en esta pequeña y novata urbe costera es obligatorio bajar la velocidad de los motores y disfrutar así del silencio, apenas alterado por el sonido de los pájaros o el romper de las olas en el mar. Un remanso natural donde se prohíbe la tala de especies y es prioridad la protección del medio ambiente. Compuesta sólo por un centenar de familias residentes, ofrece completos alojamientos en estilo rústico y una amplia cartelera gastronómica para degustar platos de mar, recetas de comida internacional y los mejores dulces regionales.

Enclavada sobre la ribera del mar Argentino, a unos ocho kilómetros de la citadina Villa Gesell, alberga en su interior una interesante historia sobre sus primeros pobladores. Con un clima templado y de escasas lluvias, ofrece al viajero entretenidas actividades como paseos a caballo o en sulky, salidas en bicicleta, excursiones en 4x4 y serpenteantes senderos para trecking. Las dunas son el sitio elegido de los más aventureros, donde también se puede practicar sandboard. Ya en el mar, diferentes deportes náuticos como windsurf, esquí acuático y wakeboard.

 

Exclusividad y confort
Las escasas edificaciones que componen esta encantadora localidad de la provincia de Buenos Aires, en plena llanura pampeana, respetan un mismo estilo. Minimizando al máximo el impacto para el ambiente, suelen ser bajas y construidas con materiales típicos de la zona. Lejos de los grandes rascacielos, es posible encontrar diferentes complejos de cabañas y bungalows, donde se ofrecen servicios de alta gama y exclusivos spa. Con un original diseño urbano que respeta la particular topografía de médanos y valles boscosos, el destino se posiciona como uno de los grandes tesoros de la Costa Atlántica.
Para encontrar el máximo relax, una de las opciones posibles es Miradores del Bosque Apart y Spa, situado sobre la calle Mercedes Sosa y Hudson, con piscina climatizada, solarium, baño finlandés, ducha escocesa, y originales tratamientos como gemoterapia y chocoterapia.(continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

 

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios