Banner
Misticismo, cultos paganos y rituales milenarios
Santos populares que movilizan a la Argentina
Un circuito cultural alternativo descubre en las diversas regiones del territorio argentino creencias populares que llegaron a trascender fronteras. Personas que tras una trágica muerte se convirtieron en imágenes milagrosas a las que se les pide trabajo, amor y salud. El Gauchito Gil y la Difunta Correa están entre los más venerados.

link


Los caminos de la fe conforman a lo largo y a lo ancho de la Argentina un circuito turístico alternativo que descubre algunas de las creencias y rituales paganos más extravagantes. Multitudinarias peregrinaciones, cadenas de oración, cabalgatas, ofrendas y altares son algunas de las acciones que despiertan un conjunto de santos populares, a los que se les piden distintos tipos de favores y luego se les agradece con ofrendas.

A diferencia de las imágenes canonizadas por la Iglesia Católica estos santos paganos refieren a personas que vivieron en tiempos cercanos y fueron elegidas como milagrosas por los mismos pobladores -generalmente- luego de una trágica muerte. Si bien algunos de estos ritos responden a viejas creencias aborígenes como es el caso de los homenajes a la Pachamama (o Madre Tierra), muchos otros fueron constituidos en los últimos 20 años.

En la región Patagónica recibe todos los votos de fe el recientemente beato Ceferino Namuncurá, un santo que hasta poco tiempo era sólo valorado por los pueblos que creían en sus milagros. En el Norte argentino muchos otros confían en San La Muerte. Lo cierto es que más allá de las creencias individuales, la fe es una expresión universal que unida a un placentero viaje despierta extraordinarias sensaciones.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios