Banner
Circuito gastronómico de raíces inmigrantes
La pizza argentina se saborea en Buenos Aires
En la Capital Federal existen más de 600 establecimientos en las que anualmente se consumen unos 14 millones de pizzas. Con identidad propia y grandes diferencias de su par italiana, conquista los paladares de todo el mundo. Acompañada por cerveza, moscato o fainá se elabora en todo el país bajo diversas modalidades y sabores gourmet.

link


Dentro de las rutas gastronómicas que componen el territorio argentino, una de las más tentadoras es la que recorre los infinitos sabores de pizzas que se elaboran, desde hace más de un siglo, en distintos puntos del país y especialmente en la Ciudad de Buenos Aires (Capital Federal). Un plato de gran tradición local, que nada tiene para envidiarle a las carnes asadas o al exquisito dulce de leche.

El circuito pizzero argentino tiene múltiples rumbos y recorre las más de 20 provincias argentinas, donde se erigieron en los últimos años todo tipo de comercios que ofrecen esta delicia. Sin embargo, para el turismo internacional una de las mejores maneras de descubrir las modalidades de pizzas y los sabores gourmet que se elaboran en el país, nada mejor que una travesía gastronómica por los barrios porteños.

Fue en Buenos Aires, a orillas del Riachuelo en el barrio de La Boca, donde un conjunto de inmigrantes italianos amasaron pizza por primera vez en suelo argentino. De raíces napolitanas, genovesas y sicilianas, los especialistas aseguran que con los años tomó identidad propia y sofisticó sus variantes para conquistar los paladares de todos los viajeros que visitan el país.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios