Banner
La preferida del Valle de Calamuchita
Villa General Belgrano: meca de los cerveceros
AGENCIA TUR NOTICIAS (10 DE AGOSTO 2011).- Con su particular estilo arquitectónico de gran influencia centroeuropea se viste de fiesta todos los años para celebrar el Oktoberfest más alegre de la Argentina. Una aldea alpina donde encontrar atractivos museos, circuitos de aventura y destacados productores regionales. Y el privilegio cordobés de poseer un acogedor clima mediterráneo.

 

De marcada personalidad cervecera, Villa General Belgrano es uno de los sitios favoritos de la provincia de Córdoba, en pleno corazón del país. Situada entre las Sierras Chicas y las Sierras Grandes, que favorecen aún más el benéfico clima soleado y de cálidas temperaturas, es un lugar privilegiado del extenso Valle de Calamuchita. A escasos 90 kilómetros de la ciudad Capital, es de muy fácil acceso y tienta a los viajeros con sus tradicionales fiestas en diversas épocas del año.

Estas tierras que originalmente fueron ocupadas por los Comechigones, en la actualidad está mayormente poblada por inmigrantes europeos provenientes de Alemania, Suiza, Austria, Italia, Hungría y España, entre otros. Impulsores natos de ancestrales costumbres que fueron tomando forma propia en estas zonas de montaña, pintorescos arroyos y grandes valles. Cada octubre la aldea se prepara para vivir una de las celebraciones más importantes y divertidas del país.

Barriles y jarrones al por mayor
Se trata de la Fiesta Nacional de la Cerveza, presenciada por miles de turistas que llegan para disfrutar de un evento único con desfile callejero encabezado por el Monje Negro, espectáculos musicales y bailes típicos de las diversas colectividades. Stands dentro de un Parque especialmente preparado donde probar las más variadas cervezas rubias, rojas y negras, tanto artesanales como industriales, así como exquisitos platos de gastronomía alemana, entre knackwurst con chucrut y costillitas de cerdo ahumadas, inmersos en un escenario de increíble naturaleza.

Este año la edición número 48 del evento contará con el clásico espiche del barril de cerveza, el plantado del Maikranz o “árbol de la fiesta” y la elección de la Reina. Los otros dos festejos no menos importantes que mantienen vivas las raíces de este pintoresco poblado de rojos tejados, abundante madera y coloridos jardines, son la Fiesta de la Masa Vienesa en Semana Santa y la del Chocolate Alpino en julio. Razones todas para haber erigido una excelente infraestructura de servicios al turista con opciones de hotelería, cabañas, campings, restaurantes, casas de té y bares para los más jóvenes.(continúa)


Para acceder a la nota completa solicítela a través de info@turnoticias.com.ar

 

 

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios