Banner
Refugio de la naturaleza
Lujo y glamour en Cataratas del Iguazú
AGENCIA TUR NOTICIAS (10 DE AGOSTO 2011).- La majestuosidad de este escenario que recibe más de un millón de turistas al año, ofrece paquetes de alta gama para disfrutar mágicas tierras coloradas. Románticos paseos nocturnos y hospedajes de primera categoría. La posibilidad de despertar en medio de la selva o desayunar frente a la imponente Garganta del Diablo.

 

Este milenario tesoro con la posibilidad de convertirse en una de las siete maravillas del mundo, tiene su origen hace miles de años. Y si bien es considerado una “falla geológica”, se consagra a diario como uno de los grandes aciertos de la naturaleza. Situado en pleno corazón de la provincia de Misiones, al noroeste del país, ofrece para los viajeros más exigentes una propuesta exclusiva para vivir una estadía inolvidable. Disfrutar las imponentes Cataratas del Iguazú con una cuota adicional de atención, servicio y confort.

La incesante y brusca caída de agua es la protagonista durante todo el año, y se aprecia tanto con entretenidas caminatas por las pasarelas, como por aventureras embarcaciones que dejan sentir esta maravilla sobre los rostros. Para los que buscan aún más extravagancia, hay especiales paseos nocturnos en días de luna llena. Y dentro del Parque Nacional Iguazú, el recorrido puede organizarse a gusto del viajero con la posibilidad de contratar una amplia gama de servicios especialmente pensados para grupos.

Salidas preferenciales
Desde cócteles y almuerzos con la mejor cocina gourmet frente a algunos de los más de 270 saltos que componen este imponente escenario, hasta un recorrido personalizado en el moderno Tren Ecológico. Esta última excursión dura unos 20 minutos y rodea el río Iguazú hasta llegar a la coronación de esta gran obra maestra de la naturaleza: la Garganta del Diablo. Se trata del salto más importante, de unos 80 metros de altura, hasta donde es posible acercarse lo suficiente para apreciar lo efímera que puede ser la vida misma. El paseo más recomendado es el que se hace sólo las noches de plenilunio con cupos limitados de hasta 120 personas. La panorámica quedará grabada en su retina cuando un nítido arco iris se proyecte sobre la Cataratas por la brillante luz de la luna. Al regreso se invita al viajero a disfrutar de un brindis con jugos naturales o caipirinha. La tarifa básica es de U$S 40, pero también existe como alternativa sumar una cena única en el restaurante La Selva desde U$S 58 por persona, para degustar en plena naturaleza exquisitas carnes argentinas acompañadas por una buena copa de vino tinto.(continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios