Banner
A pocos días de que la ciudad baile al ritmo del 2 x 4
Carlos Gardel, la voz del tango
AGENCIA TUR NOTICIAS (10 DE AGOSTO 2011).- A sólo seis días del comienzo del Festival más importante de este género musical, presentamos la figura indiscutida del ser nacional, quien logró con escasos años trascender fronteras. Como cantante del género más arrabalero, imprimió un sello personal que lo convirtió en leyenda. Sacó la música de los suburbios porteños y la hizo recorrer el mundo. A 76 años de su muerte, el país le rinde homenaje en calles, postales y museos.



Cantante y actor de cine nacido en tierra francesa, llegó al puerto de Buenos Aires en el año 1893 con apenas tres años de vida y sin saber que se convertiría en la más destacada voz del tango. A la altura de figuras como Evita, el Che Guevara o Maradona, Carlos Gardel es un ícono nacional y un emblema de la cultura rioplatense. Criado en el Abasto, fue conquistando público hasta llegar a los más grandes escenarios. Y en diferentes barrios porteños es posible caminar tras sus pasos y recorrer los bares que frecuentaba.

Sus canciones aún pueden oírse y muchos de los temas fueron reversionados, aunque a decir verdad ninguno de los artistas de estos tiempos logró aún superar su encanto. Llamado originalmente Charles Romuald Gardes, cursó los estudios primarios en el Colegio San Estanislao, fue aprendiz de diversos oficios, hasta que de adolescente comenzó a recorrer bares y locales partidarios, donde entonó sus primeros tangos y milongas. Fue entonces cuando cambió su nombre al de Carlos Gardel.

Los inicios de un grande
Conocido como “el francesito”, la popularidad del barrio lo transformó en “el morocho del Abasto”. Algunos más irónicos supieron apodarlo “el mudo”, y finalmente, se consagraría como el “Zorzal criollo”. Responsable absoluto de haber transformado al tango en un género admirado por todos. Tenía apenas 15 años cuando viajó a Uruguay y a su regreso se animó a entonar las primeras canciones campesinas. Fue pocos años después cuando se unió al uruguayo José Razzano y recorrieron los teatros de toda la región. 

Recién con el estreno de “Mi noche triste” su carrera despegó en los años '20, para conquistar escenarios en París, Londres y Madrid. Un tiempo más tarde junto al poeta Alfredo Le Pera formaron un equipo magnífico y escribieron un sinfín de letras que sonarían también en cines y radios. En 1933 viajó a Nueva York y debutó como protagonista de varias películas. Mientras, en Buenos Aires, mantenía la casa en la que vivía con su madre y tenía una cercana relación con su novia Isabel del Valle. Desafortunadamente, durante una gira latinoamericana perdió la vida en un trágico accidente.(continúa)


 

Para acceder a la nota completa solicítela a través de info@turnoticias.com.ar

 

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios