Banner
Postales Argentinas
Sendero del vidrio en Berazategui
Al arte del vidrio se lo bautizó como “arte frágil”, tomando en cuenta las características del elemento. Pero en el Museo y Escuela Municipal del Vidrio, tanto las obras artísticas como la memoria colectiva están a buen resguardo.

 


El material, en apariencia, es rígido. Pero en estado de incandescencia se deja tratar. Manos artesanas juegan con el vidrio derretido, lo obligan a posturas y formas a través de aire y movimiento.

A principios del siglo XX, los pueblos aledaños a la ciudad de Buenos Aires continuaban en formación. Berazategui era, hasta entonces, un poblado rural. Por su cercanía a la ciudad, que en ese momento significaba puerto, comunicación, exportaciones, ferrocarril, desarrollo industrial y trabajo, fue que se instaló la Cristalería Rigolleau. Y desde allí lo tradicional se hizo comercial, y lo rural urbano; llegó el progreso.

El vidrio en Berazategui no es otra cosa que desarrollo e identidad. Material maleable y frágil que funcionó como cimiento de toda una ciudad. Detrás de cada escultura, en apariencia efímera y traslúcida, se refugia la historia.

 

No tiene derechos para añadir comentarios