Banner
Para sorprenderse y descansar en invierno
Las Grutas: singular encanto de la costa patagónica
AGENCIA TUR NOTICIAS (3 DE AGOSTO 2011).- Oasis de playas doradas, cuevas y acantilados, es un clásico atractivo veraniego de la Patagonia que logra seducir a sus visitantes todo el año. Con la posibilidad de avistar ballenas, bucear en aguas cálidas o aventurarse por magníficos accidentes geográficos como El Sótano y el Cañadón de Las Ostras.

 

Situada sobre el margen noreste de la provincia de Río Negro, es un paso obligado para todo viajero que busca conectarse con la naturaleza en la mística Patagonia argentina. A orillas de las azuladas y transparentes aguas del Golfo San Matías, representa un destino con la posibilidad de ser recorrido los 365 días del año. Si bien sabe brillar y rebosar de esplendor durante la temporada estival con plazas agotadas prácticamente a diario, durante los meses de invierno invita a ser descubierta desde otra perspectiva, con menos amontonamiento y más espacios para relajarse.

Las playas ofrecen su encanto todo el año y conforman a lo largo de unos tres kilómetros un escenario majestuoso. Rodeada de médanos, barrancas, acantilados y arenas claras, es una comarca en la que se pueden practicar una gran variedad de deportes, hacer avistajes de flora y fauna, recorrer escondites vírgenes en fourtracks o con largas caminatas, y entre lo más recomendado está la pesca, ya sea desde el muelle o embarcados. La infraestructura está totalmente preparada para que el recién llegado se sienta como en casa, y además de descansar tenga la opción de encontrar la mejor diversión.

Distante unos escasos 15 kilómetros de la portuaria ciudad de San Antonio Oeste, es el segundo destino turístico de la provincia después de San Carlos de Bariloche. Y, sin dudas, una alternativa para quienes buscan ver los inmensos cetáceos que llegan desde el Norte para aparearse. Entre los recorridos que pueden sumarse como excursión está el afloramiento granítico de Piedras Coloradas, la atractiva Meseta de Somuncurá y la posibilidad de hacer escalada en las formaciones naturales de Sierra Grande.

Para alimentar el alma
De estilo mediterráneo, Las Grutas fue construida siguiendo algunas ideas del artista plástico Carlos Páez Vilaró quien le dio a esta villa una arquitectura muy similar a Casapueblo, en Punta Ballena, Uruguay. Con un marcado contraste de blancas construcciones y el azul profundo de su mar, sus extrañas formaciones sobre la costa fueron las que dieron origen a su nombre. Con un clima semiárido y muy pocas lluvias, tiene el beneficio de poseer las aguas más cálidas de todo el litoral marítimo argentino y la posibilidad de hospedarse en hotel con un spa para aprovechar las bondades de la talasoterapia.(continúa)


 

Para acceder a la nota completa solicítela a través de info@turnoticias.com.ar

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios