Banner
Uno de los mejores microclimas del mundo
Merlo: Para sentirse naturalmente bien
AGENCIA TUR NOTICIAS (01 DE JUNIO, 2011).- Uno de los destinos más elegidos por locales y extranjeros, con la virtuosidad de tener uno de los  mejores  microclimas del mundo y más de 300 días al año con sol. Una pintoresca villa, donde el ambiente genera a todo recién llegado una sensación única de buenas energías y predisposición.

Situada en el extremo noreste de la provincia de San Luis, representa un submundo de tranquilidad, donde recuperar el buen ánimo será casi una obligación. Un destino, donde encontrará escenarios de gran belleza, entre arroyos cristalinos, imponentes cascadas y tentadores cerros. Una conjugación de relax y las aventuras más extremas, con un amplio abanico de actividades que van desde parapente, cabalgatas, tirolesa, escalada, turismo minero, avistaje de aves, hasta excursiones donde conectarse con la historia y la cultura.

 

Con una moderna y creciente infraestructura presenta las condiciones ideales para pasar unas buenas vacaciones o una escapada de fin de semana. Muy cerca del límite con Córdoba, se erigió sobre el faldeo de las Sierras de los Comechingones, antiguos pobladores de la región. Y entre los picos más altos se destacan el Cerro de las Ovejas a 2300 metros y Cabeza de Indio a unos 2100.
Con el beneficio de poseer altas proporciones de ozono y de ionización negativa que generan a los visitantes sensaciones inesperadas de bienestar, la ciudad cuenta con paseos de artesanos, casinos, bares y boliches donde gastar por las noches todas esas energías recuperadas durante el día. Con la posibilidad de aprender a bailar tango, disfrutar de una peña folcklórica y en temporada asistir a un espectáculo teatral o musical.

Flora y fauna
La flora autóctona es de gran riqueza y entre las especies más comunes es posible ver algarrobos. Uno de los más destacados es el denominado “Abuelo” (en Piedra Blanca) de más de 800 años donde los aborígenes realizaban rituales sagrados por su fuerza mística y perdurable. También se ven espinillos, chañares, molles, quebrachos, tabaquillos, olivares y frutales. Uno de los más típicos es el cuaresmillo, que da un fruto similar al durazno, y es habitual degustarlo en algunos de los restaurantes. En cuanto a la fauna es bastante variada y pueden encontrarse en safaris fotográficos zorros colorados, pumas, ciervos, maras y hurones. En cuanto a las aves, existen unas 200 especies entre carpinteros, águilas moras, zorzales, cóndores, horneros y halcones peregrinos. Para las salidas de pesca, la pieza más buscada es la trucha que habita las zonas altas de las sierras. (continúa)



 

Para acceder a la nota completa solicítela a través de info@turnoticias.com.ar

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios