Banner
En Argentina, territorio de producción vitivinícola por excelencia
Recorrida por la Ruta del Vino argentino
La Ruta del Vino abarca más de 200 mil hectáreas y 26 mil viñedos extendidos de Norte a Sur. Cada año, surgen nuevas etiquetas y estilos que invitan a descubrir los secretos de esta “bebida nacional”. Degustaciones y hospedajes exclusivos en algunas de las 1300 bodegas.

link


Uno de los honorables embajadores de la Argentina en el mundo es el vino. Un orgullo que crece al calor de las producciones vitivinícolas que se extienden ya por todo el país, y lograron ser exportadoras de primer nivel. La historia se remonta a la época de la colonización. Durante más de 500 años las producciones fueron tomando diversos colores y taninos, resultado de cepas que lograron importantes premios internacionales como el Malbec. Una uva de origen francés, que por la bonanza de las tierras argentinas supo regenerarse con un talante único en el mundo. Grandes y pequeñas empresas familiares ofrecen visitas al turista donde se aprende de elaboración y cosecha. La Ruta del Vino es uno de los circuitos más tentadores, para maridar la “bebida nacional” con paisajes de gran belleza natural.

Regiones y particularidades
Los vinos de cada región son diferentes entre sí, y cada zona tiene variedades que la distinguen. La elección del terruño ideal para cada línea es una de las preocupaciones constantes de las bodegas. Si bien las primeras producciones se dieron en Santiago del Estero, posteriormente Mendoza se instaló como uno de los lugares más benéficos. El clima seco, las aguas de deshielo y la altura de los suelos fueron elementos de suma importancia para cultivos que lograron características de excelencia.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios