Banner
Para explorar la naturaleza
Formosa y sus más preciados tesoros
AGENCIA TUR NOTICIAS (27 DE JULIO 2011).- La región litoraleña ofrece innumerables esteros, cañadas, lagunas y selvas en galería para recorrer a través de tranquilos senderos. Ideal para los amantes de la ecología, permite apreciar especies en extinción protegidas en el Parque Nacional Río Pilcomayo. Acampes, salidas de pesca y místicos encuentros con culturas aborígenes.

 

Caracterizada por la presencia de caudalosos cursos de agua, la provincia de Formosa alberga en su interior numerosos tesoros que aún no han sido descubiertos, ni aparecen en las cartillas de paquetes turísticos. En tanto, posee una riqueza cultural y ambiental que en pocos lugares podrá apreciar. Es allí donde en el año 1951 se creó el Parque Nacional Río Pilcomayo, a los fines de proteger la región más conocida como Chaco Húmedo u Oriental que estaba siendo afectada por la actividad agropecuaria.


Un sitio imperdible para entrar en contacto con la naturaleza con largas caminatas, avistaje de flora y fauna, así como maravillosos atardeceres dignos de los más sorprendentes retratos. Se trata de unas 48 mil hectáreas que fueron incluidas en la Lista de los Humedales de Importancia Internacional, a través de la Convención Ramsar. Situado al noreste de la provincia litoraleña, está rodeado por el río que le da su nombre y lo separa de la vecina República del Paraguay.

La ciudad Capital, a unos 180 kilómetros de distancia de este paraíso de la biodiversidad, se erige serena y apacible para recibir a las familias y grupos de jóvenes interesados en el medio ambiente, con entretenidas actividades y los mejores servicios. Comenzando por un city tour histórico, un divertido paseo náutico por el río Pykysyry, hasta expediciones más aventureras hacia el Bañado La Estrella, la Reserva de Biósfera Laguna Oca, y la visita a comunidades aborígenes que aún viven en la región, donde es posible intercambiar historias, así como aprender sus técnicas artesanales y costumbres.

Emprender camino
El límite sur del Parque Nacional está constituido por estancias y chacras donde hacer algún recorrido de turismo rural. Y la ciudad más importante en sus cercanías es Clorinda, a unos 40 kilómetros, destacada por sus verdes paisajes y por ser el acceso más pintoresco a Paraguay, lo que la convierte cada octubre en sede de la Fiesta de la Frontera. A menos distancia, están los poblados de Laguna Blanca, Nai-neck y Palma Sola, donde abunda el clima subtropical, las lluvias y una temperatura promedio de 23 grados.(continúa)



 

Para acceder a la nota completa solicítela a través de info@turnoticias.com.ar

 

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios