Banner
Invaluable testimonio del pasado colonial
Santa Fe La Vieja, ruinas de una ciudad bajo tierra
Un sorprendente Parque Arqueológico recorre los cimientos de lo que fue una de las primeras urbes planificadas del Río de la Plata. Consignada al abandono por tres siglos, hoy representa uno de los atractivos culturales más importantes de Sudamérica. Un paseo interactivo que permitirá al viajero recrear la vida de entonces.

link


Uno de los atractivos más originales de la Argentina se encuentra en la provincia de Santa Fe. A poco más de dos horas de la cosmopolita Buenos Aires, es posible caminar por las calles de una antigua ciudad que se mantuvo escondida tras largos pastizales durante más de 300 años. Se trata del sitio originalmente destinado a ser una de las urbes más importante de la región, con los rastros de una incipiente civilización, que por diversos motivos decidiría dejar todo atrás después de casi un siglo de vida para mudarse a lo que actualmente es la moderna Capital provincial.

A diferencia de lo ocurrido en los primeros asentamientos urbanos de la época, estas tierras en donde ya se habían construido cerca de 70 edificios, entre casonas e iglesias, fueron abandonadas por completo. Destinadas al olvido, recién volverían a ver la luz en 1949, luego de un arduo trabajo realizado por un equipo de investigación que encabezó el especialista Agustín Zapata Gollán. Si bien las autoridades y los vecinos de la zona tenían conocimiento de su existencia, recién entonces se dimensionó el valor testimonial y arqueológico de lo que fue la primera ciudad planificada del Río de La Plata.

Por el túnel del tiempo
Para llegar a este gran tesoro de la historia, es preciso tomar la RP 1 que conduce hasta la balnearia localidad de Cayastá, en el Departamento de Garay. A muy poco minutos de allí, la primera visita recomendada es el Museo de Sitio que reconstruye a través de magníficas piezas el paso del tiempo desde la llegada de los primeros enviados de la Corona a estas tierras, hasta la fundación de la actual Santa Fe de la Vera Cruz. El circuito incluye ruinas que fueron testigos de las primeras ocupaciones hispánicas y las explicaciones que obligaron a un traslado inesperado.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios