Banner
Fundador de la primera compañía de aviación del país
Los caminos de Saint Exupéry en su paso por la Argentina
Buenos Aires, Entre Ríos y la Patagonia argentina recuerdan hoy en hoteles, restaurantes, cascos de estancias y aeropuertos al célebre autor de El Principito. Un itinerario temático que revela algunas de sus más extremas aventuras, los lugares que recorrió desde el aire y su antiguo avión totalmente restaurado.

link


Para todos aquellos lectores a los que marcó de alguna manera la frase “lo esencial es invisible a los ojos” - inmortalizada por El Principito-, la cartelera turística de la Argentina ofrece un itinerario exclusivo por los destinos en los que Antoine de Saint Exupéry dejó su huella. El escritor de origen francés viajó por primera vez a fines de la década del '20 para ponerse al frente de la primera compañía de aviación del país, junto a sus colegas Jean Mermoz y Henry Guillaumet, y su visita no pasó desapercibida.  

El paseo temático tiene su puntapié inicial en la Capital Federal, se interna en las pampas de la provincia de Buenos Aires y tiene su máximo esplendor en la región Patagónica, una especie de musa inspiradora que influyó en las descripciones de algunas de sus grandes obras como Vuelo Nocturno. Además, un apartado imperdible en la provincia de Entre Ríos, donde aterrizó de imprevisto en un viaje hacia Paraguay.

Paisajes que lo cautivaron
Como fundador y primer piloto de la denominada Aeroposta Argentina, una línea que hace poco menos de un siglo se dedicó fundamentalmente al transporte de correspondencia y en menor medida al de pasajeros, Saint Exupéry descubrió inhóspitos lugares del territorio que cautivaron su atención. La Cordillera de los Andes, los bosques, estepa, valles y costas patagónicas fueron su gran pasión.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios