Banner
Legados de culturas aborígenes
Arte rupestre en la Argentina: principales destinos
Representaciones gráficas con casi 10 mil años de antigüedad componen un itinerario cultural recomendado especialmente para curiosos. Entre los lugares más destacados se encuentran: Cueva de las Manos, en Santa Cruz; Cerro Colorado, en Córdoba; La Tunita y La Candelaria, en Catamarca; e Inti Huasi, en San Luis.

link


Uno de los itinerarios turísticos más destacados de la Argentina es el que transita por diversas cuevas, aleros y paredones, en los cuales milenarias culturas aborígenes manifestaron su arte a través de pinturas y petroglifos. Cada uno de estos sitios sagrados posee rasgos, métodos y colores diversos de acuerdo a la época en que fueron labrados por el hombre.

Según los investigadores, las primeras expresiones tienen cerca de 10 mil años de antigüedad mientras que las últimas registradas pertenecen al siglo XVI. Se trata de un conjunto de representaciones gráficas que se constituyen como un valioso patrimonio universal y se visualizan en innumerables destinos de todo el territorio argentino, desde el Norte hasta la Patagonia.

Provincias como Santa Cruz, Chubut, Neuquén, Córdoba, San Luis, Salta, Catamarca, Santiago del Estero y Tucumán -por sólo mencionar algunas- conservan aún estas huellas del pasado. Algunas fueron reconocidas internacionalmente y muchas otras aguardan aún ser descubiertas. Pero cada una ellas invita a disfrutar de una travesía histórica que pone al descubierto los hábitos, deidades y costumbres que regían a los antiguos grupos sociales.

 

No tiene derechos para añadir comentarios