Banner
Destinos atractivos y a costos muy accesibles
Múltiples alternativas para los jóvenes en Argentina
Deportes & Aventura

AGENCIA TUR NOTICIAS (06 DE JULIO 2011).- Estudiantes, novatos profesionales y aventureros encontrarán en el país atractivos increíbles, tanto por sus bellezas naturales en cada punto cardinal, así como por los paquetes turísticos de entretenimiento a muy bajo costo. Costa, sierras, grandes urbes y la mística Patagonia.

El tipo de turismo destinado al público más joven tiene por iniciativa moverse con alternativas económicas, y el tren es una de ellas para quienes gozan de mayores tiempos y gustan de disfrutar -a paso más lento- el paisaje tras las ventanillas. Hay líneas que conectan desde Buenos Aires a diversas provincias como Tucumán, Córdoba y Misiones, pasando por Entre Ríos y Santa Fe. También está el clásico Patagónico, que llega hasta Bariloche. En caso que la estadía sea más corta, se recomienda trasladarse en bus.


Los hospedajes por excelencia son los hostels, actualmente con precios muy accesibles que rondan entre 10 y 20 dólares en habitaciones compartidas, y pueden llegar hasta los 50 en caso de preferir privacidad. En cada uno, existe una larga lista de actividades para que todos puedan conocerse e intercambiar idiomas, costumbres y experiencias. Sede de multicolores procedencias, estos lugares suelen tener mesas de pool, máquinas con internet, juegos de mesa, películas y ruidosas bares nocturnos para degustar una cerveza artesanal o un clásico Fernet con Cola. También en las zonas más cálidas o en verano están los campings.


Para todos los gustos
Una de las características más destacadas de la Argentina es la variedad de destinos, de acuerdo a las preferencias. Pueden hacerse salidas culturales, educativas, recreativas y deportivas, siempre participando activamente de la idiosincrasia local. Con mochila y mapa en mano es posible recorrer de norte a sur, parques nacionales, museos y antiguos yacimientos arqueológicos, como así también aprender a bailar tango, ser protagonista de una peña folklórica, volar en parapente o remar en un tumultuoso río. Los escondites preferidos suelen ser los refugios de montaña a más de mil metros para pasar una noche bajo las estrellas en plena cumbre. Las alternativas “gasoleras” -como suelen llamarse este tipo de viajes en el país- son muchas, sólo es preciso elegir una ruta inicial, la cual incluso podrá ir cambiando al conocer otros grupos. Las reuniones y las fiestas hasta entrada la madrugada son ya una irresistible costumbre local. (continúa)


 

Para acceder a la nota completa solicítela a través de info@turnoticias.com.ar

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios