Banner
El país cuenta con sofisticados clubes y estancias
Destreza y aventura en los Circuitos de Polo de Argentina
Expertos y aficionados llegan a la Argentina para presenciar grandes competencias. Cuna de reconocidos profesionales a nivel mundial, el país se destaca por la cría de ágiles caballos. Una propuesta temática distinta en Buenos Aires, Entre Ríos y la exótica Patagonia para descubrir nuevas técnicas y degustar imperdibles asados.

link


Ir a la Argentina a disfrutar de un buen partido de polo, puede ser una valiosa excusa.  Campeón mundial de manera ininterrumpida desde 1949, en el país deja se puede ver en acción a los más sobresalientes equipos como Ellerstrina o Chapaleufú. Diversos clubes y estancias del extenso territorio se especializan en la práctica de este habilidoso deporte de origen oriental. La mayoría de ellos se concentran en Buenos Aires y sus alrededores, pero también es viable encontrarlos en otros escenarios de imponente belleza que aportarán el ingrediente necesario para una estadía completa de placer, ejercicio y relax.

Semillero de los más destacados jugadores y pionero en la cría de una raza de caballos especializada para la actividad, el país es protagonista de reconocidos torneos nacionales e internacionales. Para las visitas, hay agencias que preparan exhibiciones personalizadas, clases para aprender o mejorar técnicas ya adquiridas, clínicas, charlas informativas y la posibilidad de alojarse en el mismo predio donde están las canchas. La experiencia puede ser de uno o varios días, dependiendo del tiempo y los costos disponibles. En todos los casos, la jornada incluirá algún exquisito asado de carne y una copa de vino junto a los expertos.

Una raza aparte
Si bien es un deporte que actualmente se practica en Inglaterra, Pakistán, India, Estados Unidos y otros países, Argentina es el destino que domina la escena internacional, no sólo por la calidad de sus jugadores, sino también por la raza de caballos petisos o ponis, más conocida como Polo Argentino, cuya domesticación y entrenamiento llevan unos cinco años para adquirir la fuerza, resistencia, galope y boca suave necesarias para este deporte.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios