Banner
Escalada, rappel y montañismo
Aventura y desafío por los filos argentinos
Deportes & Aventura

AGENCIA TUR NOTICIAS (08 DE JUNIO 2011).- Llegar hasta la cima de un empinado cerro resulta siempre una experiencia única. Pero más tentador es aún si el medio para ascender lo representa nuestro propio cuerpo. Ideal para los buscadores incansables de la extrema adrenalina. En el país, infinitos escenarios invitan a principiantes y expertos.

Uno de los grandes atractivos que ofrece el país, es la incontable cantidad de cerros, filos y quebradas que permiten a locales y extranjeros desarrollar las más variadas actividades relacionadas con el montañismo. Se trata de tentadoras opciones que alimentan el alma, abren los sentidos y logran una conexión increíble con la naturaleza. Para quienes recién dan sus primeros pasos en esta práctica se recomiendan los picos más bajos y de escasa dificultad, o las paredes artificiales.

Si bien muchos pueden pensar que superar una vía de entre 10 y 50 metros es sólo para aficionados, notará que de norte a sur existen alternativas para todos los gustos y edades. Lo importante es plantearse el desafío y aventurarse en el entretenido paseo. Será una excursión que puede no volver a repetirse o que lo convertirá en un amante de este tipo de deportes. El costo varía de acuerdo a las preferencias, pero un día de escalada al aire libre con un guía acompañante puede alcanzar entre 30 y 50 dólares.

Los límites ante la montaña los pone el protagonista. Si bien hay que tener cuenta que pueden existir riesgos, cualquier persona en óptimas condiciones físicas puede animarse. El clima es un factor determinante, así como el equipo acorde que nunca debe faltar como el casco, las zapatillas especiales y el arnés, que en muchos lugares se pueden alquilar o son incluidos en la tarifa del recorrido. Una vez arriba, la conquista será personal y la panorámica digna de fotografiar.

Muy cerca de la City porteña
Una de las mecas para practicar este deporte en la provincia de Buenos Aires, es Sierra de la Ventana, donde se encuentra Cerro del Amor, de unos 400 metros de altura. Muy cerca de allí, también se ofrecen salidas en Olavarría y Tandil. Para los más exigentes está La Vigilancia, a pocos kilómetros de Mar del Plata. En Balcarce, las miradas se las lleva La Barrosa donde apreciar un paisaje de gran belleza y roca de primera para los amantes de los boulders, con más de 300 bloques abiertos para disfrutar todo el año. Al suroeste, Tornquist también invita a la aventura por su ondulado terreno, con opciones de rappel y tirolesa.

En las sierras del centro
Córdoba es otra de las provincias argentinas rodeada de impactantes sierras que se convirtieron en centros de escalada por excelencia como La Ola, donde encontrar vías cortas y explosivas de graduaciones altas y con desplome, y Los Gigantes, característica por sus paredes graníticas. Ambos se sitúan a unos 100 kilómetros de la ciudad capital, y son accesibles durante los 365 días del año. Entre los de dificultades más bajas, está Tanti, en el Departamento de Punilla, rodeada de quebradas y valles desde donde ver arroyos, cascadas y grutas. Por último, es posible incluir también a Mina Clavero, donde instructores especializados pueden ser contratados por unas horas para lanzarse a las alturas.
(continúa)

Para acceder a la nota completa solicítela a través de info@turnoticias.com.ar

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios