Banner
El tercer humedal más grande de Sudamérica
Formosa: naturaleza y aventura en el Bañado La Estrella
Navegar en piragua rodeados de caimanes, visitar comunidades aborígenes y adquirir algunas de sus valiosas artesanías, son solo algunas de las actividades que el Bañado La Estrella ofrece a 300 kilómetros de la ciudad Capital de Formosa. Son unas 400 mil hectáreas constituidas como un gran reservorio de biodiversidad.

 

Caracterizada por la presencia de varios cursos de agua, la provincia de Formosa, situada en plena región Nordeste de la Argentina, alberga en su interior tesoros que aún no fueron descubiertos de manera masiva, ni aparecen en las cartillas más solicitadas de paquetes turísticos.

En tanto, su riqueza cultural y ambiental es difícil de encontrar en otros sitios del país. Esta característica, constituye al territorio en un destino habitualmente elegido por los amantes de la naturaleza y aquellos viajeros que sin temor a la aventura  elijen unas vacaciones alejadas de los ruidos citadinos.

Una visita a Formosa -considerada entre las provincias políticamente más jóvenes de la Argentina- permite al viajero la observación, a sólo escasos metros, de animales en peligro de extinción y más de 300 especies de aves en estado natural.

Uno de estos tesoros imperdibles es el Bañado La Estrella, ubicado 300 kilómetros al oeste de la Capital provincial. Una reserva faunística de 400 mil hectáreas, considerada el tercer humedal más importante de América Latina, después del Gran Pantanal, en Brasil, y los Esteros del Iberá, en la provincia argentina de Corrientes.

Diversidad cultural
El Bañado La Estrella, inmerso en la Ecoregión del Gran Chaco Sudamericano -particularmente en la zona reconocida como “Chaco Seco”-, abarca el cono aluvional del río Pilcomayo y toda su área de inundación periódica. Y, al igual que otros sistemas acuáticos, actúa como reservorio de biodiversidad.

El espejo de agua formoseño alberga en toda su extensión una amplia vida silvestre, que incluye especies difíciles de observar en otros ecosistemas, entre ellas algunas amenazadas, endémicas o migratorias. Además, concentra una destacada riqueza cultural con la presencia de cuatro comunidades étnicas diferentes que conviven en el territorio junto a los criollos. (continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios