Banner
Especial: Cumbre Latinoamericana de Turismo de Reuniones
Argentina busca tener más de 10 destinos de eventos internacionales PDF Imprimir Correo electrónico
Dirigentes nacionales y empresarios del segmento adelantaron que se espera un crecimiento del 15 al 20 por ciento de eventos en Argentina. Aseguran que “los congresos en territorio argentino atraen más participantes que otros destinos de la región”. El objetivo es tener más de diez destinos en el ranking mundial que hoy integran ciudades como Bariloche, primera vez en Sudamérica, organizadora del SITE Executive Summit.

 

En los últimos tres años, Argentina escaló 18 posiciones en el ranking de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA), con un crecimiento registrado del 180 por ciento y está ubicada segunda en toda la región, detrás de Brasil y por encima de México. Luego de los 2 mil eventos realizados en 2011, de los cuales al menos 200 fueron de carácter internacional, las autoridades locales y empresarios del sector esperan que se profundice este posicionamiento.

Pablo Sismanian, coordinador del área de Turismo de Reuniones del Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur), ente dirigido por Leonardo Boto, dialogó con Tur Noticias durante la Cumbre Latinoamericana de Turismo de Reuniones que se realizó esta semana en la ciudad de Bariloche, Río Negro, y aseveró que las repercusiones del encuentro serán muy positivas: “es una gran sensación, hay más de 200 personas de todo el país y el mundo entero que se llevan un montón de ideas y disparadores para transmitir a sus colegas y desarrollar”.

En este sentido, afirmó: “Aún no hemos alcanzado nuestro techo y la tendencia es seguir creciendo para posicionarnos entre los 15 primeros países del mundo y tener entre 10 y 12 destinos propios reconocidos como destinos de eventos internacionales, para eso estamos aplicando un plan específico, con acciones directas, estamos participando de workshops, ferias, asambleas y mucho otras convocatorias que nos posicionan como marca”.

El más elegido
Consultado acerca de los ingresos que generan al país este tipo de eventos, el funcionario confirmó que tal como lo indica la Organización Mundial del Turismo (OMT) el 40 por ciento de los participantes en un congreso o viaje de incentivo regresan al destino con familiares o amigos. “En Argentina se da el caso, este es un promedio internacional, y nosotros tenemos la ventaja que la repercusión es a veces mayor”.

Sismanian explicó que hay estadísticas oficiales que aseguran que cuando un congreso se realiza en la Argentina, es mayor la cantidad de participantes que si se hiciera en otros destinos de la región. “Esto demuestra que cuando un evento se hace en la Argentina hay más intención de participar de los delegados y como la pasan muy bien, vuelven, por eso tenemos que seguir mejorando, en calidad y calidez, no creer que somos los peores ni tampoco los mejores, pero si ser consientes de nuestras capacidades y aptitudes”.

Al respecto, Alejandro Verzoub, organizador de eventos argentino al frente de SITE (Society of Incentive & Travel Executives) destacó el posicionamiento del país y la ciudad de Bariloche por haber sido sede del Executive Summit -que agrupa a especialistas del mundo entero-, por primera vez en Sudamérica. “El encuentro no define nada por sí solo, lo que no es menor es que desde nuestra visión hayamos elegido Argentina como uno de los destinos que hoy está creciendo en eventos motivacionales y reuniones”.

Aseguró que volverá a pasar mucho tiempo hasta que un país de la región vuelva a presenciar un evento de estas características y observó que las repercusiones más directas vendrán de parte de los privados. “Este es un negocio, los que están en el directorio de SITE son empresarios o directivos de grandes compañías, hacen eventos, congresos y viajes de incentivos cuando identifican destinos nuevos de calidad, como este lugar o Buenos Aires que fue la puerta de entrada, ojalá pronto tengan buenas noticias, los colegas están encantados con las instalaciones, los paisajes, el trato de la gente y demás”.

Verzoub precisó que el Executive Summit es un programa educativo para toda la comunidad que consiste en un alto nivel e impacto en la temática profesional. “El nivel escuchado y percibido de todas las ponencias es muy bueno, la gente que está en la industria necesita acceder a esta información, es un lujo para todos los que están acá, no solamente de Bariloche y las provincias, sino del mundo entero”, agregó.

Cifras en ascenso
Pablo Sismanian indicó que el país como sede organizador de eventos debe “mostrar sus fortalezas y ventajas, y potenciarlas, este segmento propone vivir experiencias, si es negativa no vuelven y eso depende de nosotros”. Además, precisó que en el país el gasto diario de un delegado extranjero es al menos de 350 dólares. “Todavía no tenemos las cifras precisas, pero venimos desarrollando desde 2010 un observatorio específico y la idea es en abril hacer una presentación de los resultados comparados”, añadió.

El integrante del Inprotur precisó que de los 60 eventos de carácter internacional registrados en Argentina en 2008, en 2010 aumentaron a 172. “El crecimiento fue astronómico, el objetivo es subir un 15 ó 20 por ciento más, hemos triplicado las cifras y es un verdadero orgullo, ya presentamos toda la información sobre 250 congresos en 2011 y en mayo ICCA corrobora los datos, sabemos que algunos no cumplen con todos los requisitos porque son muy estrictos pero sumar 200 es nuestra meta”.

Una ciudad de pie
De todos los destinos del país, Bariloche fue elegida para ser sede de la Cumbre y la reunión de SITE, en claro apoyo a la ciudad tras la crisis sufrida la última temporada invernal por la caída de cenizas volcánicas. Consultado sobre esta decisión, Verzoub señaló que en realidad había pensado en el destino mucho antes, cuando participó de un viaje de incentivos con otros colegas del SITE que le marcaron el lugar.

“A partir de entonces se generó todo esto, conté con el apoyo de Bariloche desde antes de la ceniza y después mucho más, también con el de Turismo de la Nación y el Inprotur, fueron muy solidarios con la situación, esto no sólo favorece el destino sino que es una cuestión educativa que posiciona al país en uno de los pocos lugares de Sudamérica sede de un Executive Summit”, resaltó.

El empresario aseguró que la “recepción fue formidable, la gente está sorprendida, no porque no tuvieran expectativas, sino porque la mayoría de los visitantes nunca habían estado ni en el país, ni en Bariloche”.

Desafíos pendientes
Respecto de los desafíos que tiene el país, Pablo Sismanian indicó que hay que “seguir creciendo en eventos internacionales, con más inversión, más conectividad, profesionalizando los destinos y dotándolos de más infraestructura, por sobre todo no quedarnos”.

Además, recordó que existe un área de búsqueda de inversores y que cada destino tiene que definir proyectos concretos para aprovechar el flujo de dinero. “Comentaba el ministro de Turismo de Río Negro, Ángel Rovira Bosch, sobre la creación de un Centro de Convenciones en Bariloche y estas son fases de desarrollo muy loables; en Santa Fe, también una vieja estación pasó a ser un Centro de Convenciones, cuando el inversor ve que es un proyecto concreto, se suma”, argumentó.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios