Banner
Especial: Cumbre Latinoamericana de Turismo de Reuniones
Bariloche palpita un nuevo Centro de Congresos y Convenciones PDF Imprimir Correo electrónico
Sede del lago Nahuel Huapi, la ciudad rionegrina se sumó el año pasado al ranking mundial de eventos. Durante la Cumbre Latinoamericana de Turismo de Reuniones, las autoridades locales y provinciales ratificaron su “compromiso” de llevar adelante el nuevo espacio con una inversión estimada en 10 millones de dólares.

 

“Este es el segmento que nos terminará de poner de pie”, fueron las primeras palabras que expresó Omar Goye, intendente de San Carlos de Bariloche, provincia de Río Negro, durante la apertura protocolar de la Cumbre Latinoamericana de Turismo de Reuniones y el SITE Executive Summit Internacional, que por primera vez se realizó en Sudamérica, en la Capital de los Lagos patagónicos.

El mandatario local indicó que es “un orgullo que hayan elegido a la ciudad de Bariloche para una reunión tan importante”, y aseguró que “es el compromiso de esta nueva gestión poner más linda la ciudad y dotarla de toda la infraestructura necesaria a través de un trabajo mancomunado entre los sectores públicos y privados para devolverle ese brillo que alguna vez tuvo”, tras la caída de cenizas volcánicas que afectaron la región durante más de cinco meses.

Goye precisó que existe un “firme apoyo” tanto del Ministerio de Turismo de la Nación como el Ministerio de Turismo de Río Negro que permitirán concretar el anhelado Centro de Congresos y Convenciones en la ciudad de Bariloche, un espacio que le permitirá convocar mayores eventos, hoy limitados a las capacidades ofrecidas por los grandes hoteles como el Llao Llao o el Edelwaiss, entre otros.

“Esta es una deuda histórica, que tiene más de 35 años y vamos a aunar todos los esfuerzos para que la próxima reunión de estas características que tenga lugar en Bariloche, ya pueda concretarse en el nuevo espacio”, confió el mandatario local.

A su turno, el ministro de Turismo de Río Negro, Ángel Rovira Bosch apuntó a la necesidad de dar “calidad” a cada uno de los productos rionegrinos y señaló que “no alcanza con que las cosas brillen sino que es necesario que funcionen bien, todos nosotros vamos a poner un granito de arena para que el turismo sea la base del desarrollo, la inclusión y la calidad de vida de nuestro pobladores”.

En diciembre pasado, las autoridades provinciales anunciaron que existe una “firme decisión política” para que este Centro de Congresos y Convenciones se convierta en realidad. Se espera que antes de fin de marzo ya se pueda definir también la nueva localización del espacio, que contemplará una demanda de 3, 4 y 5 estrellas, y un servicio de alta excelencia y competitividad para motorizar la estacionalidad.

La obra, en principio, será financiada y ejecutada por el gobierno de la provincia acompañado por el sector privado, el gobierno municipal y el Colegio de Arquitectos de Río Negro. A este proyecto se sumará también la construcción de un predio ferial. Y la inversión está estimada en unos 10 millones de dólares.


En el último ranking de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA), la Argentina alcanzó el puesto número 18 a nivel mundial y fueron seis las ciudades del país que pasaron a integrar esa lista de destinos sedes de eventos: Buenos Aires, Córdoba, Mar del Plata, Rosario, La Plata, Bariloche y Salta.

Disparador económico
Una de las disertaciones de la Cumbre Latinoamericana de Turismo de Reuniones tuvo por lema “Centro de Convenciones: disparador del crecimiento y desarrollo de un destino”, con la participación de los disertantes Oscar Cerezales, Managing director de MCI Brasil; Fernando Gorbarán, Secretario de la Cámara Argentina de Turismo; y, el ministro de Turismo de Río Negro.

Cerezales indicó que un Centro de Congresos y Convenciones trae eventos de gran escala que producen un derrame económico que alcanza no sólo al sector turístico sino también a otros no relacionados directamente con la actividad. Los centros de convenciones llaman además al desarrollo de otro tipo de infraestructuras a su alrededor, como son el sector hotelero, gastronómico y de servicios.

Por su parte, Gorbarán explicó que el mercado es cada vez más competitivo y que los distintos destinos que pretenden ser sede de grandes eventos deben estar preparados para afrontar los desafíos. Al igual que Cerezales, destacó el impacto o derrame económico positivo que generan transversalmente los centros de convenciones.

Finalmente, Rovira Bosch presentó los lineamientos generales del “Proyecto Cencofex Bariloche”, el centro de Convenciones, Congresos, Exposiciones y Ferias de la ciudad. Destacó que “la localización y accesibilidad del espacio serán dos ejes fundamentales, ya que de su ubicación estratégica dependerá su viabilidad y la de otros proyectos o actividades afines”.

Asimismo, explicó que los principales mercados a captar para desarrollar el centro deberían ser, de mayor a menor: Argentina, Brasil y el resto de los países de Latinoamérica y luego, América del Norte, Europa y Asia. “Los eventos son una franja de negocios para las aerolíneas, por los cual éstas son socias naturales de esta actividad”, argumentó.

“Bariloche posee diversos segmentos turísticos pero es preciso desarrollar el corporativo, un centro de convenciones es un activo que ayudará en la promoción y venta del destino”
, concluyó el ministro.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios