Banner
Un nuevo itinerario sorprende en San Juan
Circuito del Amanecer por el Valle de la Luna
El Parque Provincial Ischigualasto -declarado Patrimonio Natural de la Humanidad- se renueva y propone un nuevo recorrido a los visitantes que llegan para descubrir restos pétreos con más de 250 millones de años. En la previa a los días de luna llena, la travesía muestra las grandes formaciones apenas iluminadas durante el alba.

 

Luego de haber superado las siete mil visitas durante el pasado mes de enero, la organización a cargo del Parque Provincial Ischigualasto -más conocido como Valle de la Luna- puso en marcha un nuevo itinerario que tiene por fin recorrer antiguas formaciones que describen los orígenes del mundo en plena oscuridad, hasta que los primeros rayos de sol se asoman.

Se trata del “Circuito del amanecer”, una innovadora opción puesta en marcha el 5 de febrero pasado y que espera convertirse en un gran atractivo del parque, ubicado en la provincia de San Juan, cuyo argentino, y  declarado por la UNESCO: Patrimonio Natural de la Humanidad, junto al Parque Nacional Talampaya, en La Rioja.

La excursión se realiza los días en que la luna está prácticamente llena. Una travesía de misterio y desafío, en la que no pueden faltar cámaras fotográficas, binoculares o filmadoras. Sin necesidad de ser un experto, el paisaje naturalmente le devolverá imágenes únicas a la retina.

Un mundo de colores
Inverso a los recorridos que de manera habitual se ofrecen dentro del parque, el Circuito del amanecer comienza por las geoformas más conocidas como El Hongo, El Gusano, Cancha de Bochas o El Submarino, para terminar en el Balcón del Valle Pintado, desde donde se avistan los primeros rayos de sol. El gran atractivo, sin dudas, es la policromía que ofrecen las rocas, erosionadas naturalmente.

Colores anaranjados y rojizos se apropiarán del desértico escenario en el que hace miles de años habitaban los más grandes reptiles del planeta: los dinosaurios. Y es que en el Valle de la Luna, se avistan restos pétreos de un lago repleto de vegetación. En total, son 60 mil hectáreas protegidas, de gran valor geológico y paleontológico, donde la misma naturaleza se encargó de dejar sus huellas.

Reconocido a nivel mundial
La característica que distingue al Parque Ischigualasto de cualquier otra parte del mundo es, justamente, que se trata del único sitio en el cual se observa una secuencia completa de sedimentos que permiten reconstruir el período triásico ocurrido hace más de 250 millones de años. Esta conclusión fue el resultado de  importantes estudios científicos. (continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios