Banner
Ruta colonial al suroeste de Santiago del Estero
Artesanías y folclore por el antiguo Camino Real
Desde la Capital de Santiago del Estero, más conocida como la “Madre de las ciudades” argentinas, hacia el sur provincial un circuito cultural con siglos de historia recupera costumbres y quehaceres de numerosos pueblos. La travesía recorre capillas y ferias artesanales, con shows folclóricos y gastronomía casera.



La provincia de Santiago del Estero, situada en la región argentina del Norte, exhibe como su principal atractivo turístico las Termas de Río Hondo, famosas a nivel internacional por ser uno de los más completos centros de Spa de Sudamérica. Sin embargo, hay dos cuestiones más que caracterizan a estas tierras: las típicas siestas que siguen a los almuerzos y la amabilidad de su gente.

En tanto, como sede de la gesta de emancipación que libró al país del dominio español, conserva entre sus raíces tradiciones, mitos y leyendas que se transmitieron de una generación a otra. Y es que unos 400 kilómetros de esta provincia santiagueña fueron hace cinco siglos nodo comunicacional, religioso y político del denominado Camino Real que unía el Alto Perú con el puerto de Buenos Aires.

Un proyecto turístico puesto en marcha recientemente apunta a revalorizar todo ese patrimonio regional y propone una travesía a través de los denominados Pueblos de Indios. El itinerario recorre antiguas capillas; ferias artesanales; monumentos; cosechas a la vera de la ruta; y sitios arqueológicos.

Según Alicia Montenegro, integrante del programa Desarrollo Turístico Estratégico Sustentable y Participativo de la Subsecretaría de Turismo provincial, “la recuperación del sentido histórico de la antigua ruta colonial pone su objetivo en los pueblos, sus costumbres y las vidas que han quedado invisibilizadas con el desarrollo y la modernidad”.

“Hoy es tiempo de recuperar este tesoro que tenemos desde una práctica responsable y respetuosa, que promueva la interacción y comunicación, con posibilidades de mejorar la calidad de vida de su gente”, agregó. El objetivo es que, sin alterar la vida diaria de los pueblos, el turismo se acerque para compartir relatos, quehaceres y tradiciones que aún conjugan el pasado colonial con ritos paganos.

El recorrido
La gran extensión del territorio que conforma el Camino Real, obligó a los impulsores del proyecto de recuperación de la idiosincrasia local a dividirlo en etapas y la primera de ellas se ubica a escasos 27 kilómetros de la Capital provincial -la más antigua de la Argentina- y se extiende hasta la localidad de Loreto. (continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios