Banner
Una mirada distinta sobre la Patagonia
Circuito paleontológico en los alrededores de Trelew
Al noreste de la provincia de Chubut, existe un recorrido alternativo a través de museos, bosques petrificados y geoparques, para ver los primeros rastros de vida sobre la Tierra. Huellas milenarias que cautivan las miradas de grandes y chicos. Un destino que conjuga entretenimiento y cultura, en cercanías de Península de Valdes.


La región costera de la provincia de Chubut, es reconocida a nivel internacional por las ballenas que llegan anualmente a la Reserva Natural Península Valdes, así como la existencia de la mayor colonia continental -fuera de la Antártida- de más de 500 mil especies de aves durante la temporada estival, entre las que se destaca el pingüino de Magallanes.

A estos atractivos naturales, se suma en la ciudad de Trelew y sus alrededores un circuito paleontológico compuesto por museos, geoparques y milenarios restos fósiles. Se trata de un recorrido histórico y cultural, que permitirá al visitante el reconocimiento de los primeros rastros de vida sobre la Tierra.

La travesía variada incluye el avistaje de imponentes ejemplares de dinosaurios, reconstruidos por grupos de científicos con restos hallados en la región; la degustación de té y tortas galesas en la vecina localidad de Gaiman; salidas de trecking a través de un bosque petrificado con 58 millones de años; y campamentos a orillas del Dique Ameghino, en el que se practican actividades náuticas, escalada y pesca.

Ubicada al noreste de la provincia de Chubut, la ciudad de Trelew oficia como nodo comunicativo, comercial e industrial de la región. Con un clima templado, convoca al turismo los 365 días del año. Fundada a fines del siglo XIX bajo el impulso de la inmigración galesa, la urbe se constituye como el polo textil lanero más importante del país.

Referente a nivel mundial
El recorrido por este circuito histórico comienza en el centro de la ciudad de Trelew, en el Museo Paleontológico Egidio Feruglio (MEF). Un espacio inaugurado en 1991, que se constituye como una de las instituciones científicas más importantes del país, donde se describen las diferentes eras geológicas, desde la aparición de los primeros microorganismos, hasta la llegada del hombre.

El MEF reconstruye con restos fósiles las características de la Tierra hace 900 millones de años. En tres mil metros cuadrados, exhibe plantas e invertebrados de la era Cenozoica; esqueletos de diversas especies marinas que evolucionaron durante el Pleitoceno y el Terciario; y la representación del fondo del océano. (continúa)



Acceda a la nota completa llenando nuestro formulario de suscripción y reciba todas las noticias en su correo.

 

 

No tiene derechos para añadir comentarios